Lucien Freud, "Reflection with Two Children (Self-Portrait)", © Lucien Freud Archive

Lucian Freud: New Perspectives

Hasta el próximo 22 de enero de 2023, se podrá visitar en la National Gallery de Londres la muestra Lucian Freud: New Perspectives, que reúne pinturas del artista de más de siete décadas. Se trata de la primera gran exposición dedicada a la obra y figura de Lucian Freud (1922-2011) en 10 años, quien es considerado uno de los mejores pintores figurativos británicos. Organizada por la National Gallery y el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, la exposición abarca…

 
Visiones expandidas

Visiones expandidas

La experimentación —el modo experimental de adquirir conocimientos—, aunque ha sido desarrollada por las ciencias, asumida y adoptada por el método científico, es el que desarrollan los niños para comprender su relación con el mundo. También ha sido la forma creativa que han asumido de manera radical muchos artistas, la manera de aproximarse al mundo y a su praxis artística. En cambio, cuando comenzamos a pensar sobre estas nociones, cabe preguntarse: ¿qué entendemos por experiementación?, ¿cómo podríamos definir lo experimental —si es que tal cosa tiene sentido, si es que acaso esto es posible, incluso deseable—? Quizás ese espíritu experimental lo podamos encontrar en el poema Un coup de dés jamais n’abolira le hasard del poeta simbolista francés Stéphane Mallarmé, en ese sencillo gesto, esa imagen tan clara y directa: tirar unos dados y aceptar lo que va a salir. También nos da un pista sobre la noción de lo experimental la música de John Cage, quien entendía que “un hecho experimental es aquel que produce resultados no previsibles”. O, igualmente, en aquello que nos decía Javier Maderuelo (experto sobre la poesía y música experimental en nuestro país), quien explicaba que, en la esfera artística, podemos entender por experimentación el ejercicio de «hacer algo de lo que no sabes cuál va a ser el resultado, frente al artista que va buscando un resultado. […] El entender que el arte no es el final sino que es el proceso». En un sentido amplio, Javier Maderuelo explica en el catálogo de la exposición Escritura experimental en España, 1963-1983: “la idea de experimentación […] supone la búsqueda y la prueba de nuevas formas, maneras y procedimientos que no han sido probados con anterioridad”. De esta forma, lo “experimental” no constituiría en ningún caso un estilo, no tendrían las obras experimentales una (única) característica formal, sino que se trataría, más bien, de “una manera de entender y generar arte”.

Sin embargo, si ahora pensamos en las imágenes, en las formas y maneras de entender y generar imágenes —de manera experimental—, si ponemos el foco concretamente en el medio fotográfico, ¿qué expresiones artísticas nos vienen a nuestra mente?, ¿qué fotógrafos incluiríamos en esta manera singular de concebir la creación?, y más aún, ¿cómo definimos la experimentación con respecto a la fotografía? Es decir, en este campo concreto, ¿qué prácticas, miradas y avances han ido conformando esta estela experimental en el medio fotográfico, este hálito experimental al que ahora nos referimos? Visiones expandidas. Fotografía y experimentación, la exposición que hoy se inaugura en el CaixaForum de Madrid, parte de estas mismas preguntas con el objetivo de trazar una suerte de mapeo, articulado de manera temática y no meramente cronológica, de los hitos fotográficos de la experimentación. Se trata de una exposición inédica que propone un recorrido por la fotografía experimental en colaboración con el Musée National d’Art Moderne-Centre Natinoal d’Art et de Culture Georges Pompidou de París. La muestra, con 172 obras de 107 artistas, se sumerge en esta rama de la fotografía que han practicado numerosos artistas y profesionales de múltiples disciplinas y lugares, como Man Ray, Lisa Oppenheim, Florence Henri, William Klein, Brrassaï, André Bretón, Rudolf Steiner, Barbara Kruger, Constantin Brancusi, Olafur Eliasson, Barbara Morga o Suzanne Muzard, entre otros muchos.

Valentin-Maria, x … akt metavision, 1985. Centre Pompidou. © Derechos reservados.

Valentin-Maria, x … akt metavision, 1985. © Centre Pompidou.

Rehuyendo una lectura hegemónica y lineal, Visiones expandidas. Fotografía y experimentación articula un relato fragmentado, esto es, un recorrido de experimentación fotográfica desde comienzos del siglo XX hasta nuestros días, poniendo en diálogo obras históricas y contemporáneas con el fin de resaltar afinidades y analogías entre artistas de distintas épocas y movimientos. Estos seis ámbitos temáticos propuestos por la comisaria de la muestra Julie Jones (París, 1983), comisaria en el departamento de fotografía del Musée National d’Art Moderne-Centre Pompidou de París, son los siguientes: «Luz», «Movimiento», «Alteraciones», «Recrear mundos», «La visión a prueba» y «Anatomías». Con esta apuesta por quebrar la linealidad temporal y entrelazar los imaginarios experimentales de diferentes artistas provenientes de épocas diversas, yendo y viniendo en el tiempo —saltando a lo largo del siglo XX hasta llegar a nuestros días—, se moviliza también, en cierta medida, un espíritu comisarial experimental. Con lo que «lo experimental» no quedaría exclusivamente reflejado en la exposición en el contendido de la misma, en la temática o eje vertebral de la muestra, sino también en la dimensión más formal, en las decisiones de estructuración y entrecruzamiento de voces y miradas. De la misma forma, con tal de poner en movimiento esta idea de experimentación —y de no caer en una mera teorización expositiva—, la muestra cuenta con un proyecto de mediación integrado en tres puntos del recorrido. En la presentación de la exposición esta mañana (día 1 de diciembre de 2022), la comisaria Julie Jones se refería a esta cuestión como una apuesta comprometida para con la experimentación, como una manera de aprehender aquello que estamos contemplando, no solo a través de la mera osbervación, sino también de la ejercitación y de la creación, es decir, de la práctica. Este radical compromiso y coherencia teórico-práctico se articula, de tal forma, de modo que, en calidad de espectadores, podemos probar distintas técnicas fotográficas, llevar a cabo distorsiones en la imagen, quimigramas, sobreimpresiones, etc.

Pol Bury, Chicago, 1974. Centre Pompidou. © Pol Bury, VEGAP, Barcelona, 2022.

Pol Bury, Chicago, 1974. Centre Pompidou. © Pol Bury, VEGAP, Barcelona, 2022.

Como si de aquellos dados de Mallarmé —lanzados al aire de manera aleatoria — se tratara, en seguida nos reciben en la exposición las famosas fotografías de Man Ray (artista muy presente a lo largo de toda la muestra), quien fotografía una serie de encuentros (supuestamente) fortuitos de distintos objetos cotidianos. Estos parecieran haber caído sobre la mesa como los dados a los que se refería Stéphane Mallarmé en su famoso poema, únicamente regidos por el azar; si bien hemos sabido con el tiempo que el fotógrafo francés no dejaba nada al azar y su trabajo se trataba verdaderamente de una experimentación controlada, medida, calculadora y precisa. En cuanto a las propuestas fotográficas incluídas en la exposición, podemos destacar la tremenda relevancia de esta noción del azar en muchas de las obras, lo que nos invita a pensar en muchos casos en un rechazo de la idea del genio creador que lo tiene todo bajo control y que proyecta a priori su creación, antes de llevar a cabo la obra, quien ya conocería su propio resultado. Todo lo contrario. Como se exponía previamente, asumir la experimentación de manera genuina en la creación, supone abrazar (en buena medida) la incertidumbre: no saber (del todo) qué es lo que va a pasar. Además, en la exposición, se otorga una gran relevancia a la materialidad y a los procesos químicos inherentes a las distintas técnicas fotográficas, así como a las diferentes agencias creadoras de carácter no-humano. Aunque esta noción no aparece explícitamente señalada, sí que la encontramos implícitamente presente en muchas de las obras y de los creadores, quienes otorgan un mayor protagonismo a los medios y recursos naturales, circunstanciales u objetuales que a la propia regulación humana-creadora.

Wolfgang Tillmans, Urgency XVIII, 2006. Centre Pompidou

Wolfgang Tillmans, Urgency XVIII, 2006. © Centre Pompidou.

En algunos casos, esto se puede comprobar de manera muy evidente, como sucede en la fotografía de Wolfgang Tillmans integrada en la muestra o, muy claramente, en el caso de Steven Pippin, con sus imágenes tomadas usando una lavadora como cámara fotográfica estenopeica (esto le valdría el premio Turner). También resulta de gran interés la imponente instalación que nos encontramos a mitad de la exposición, From Han to Mouth, obra del artista Jeff Guess. Esta consiste en una impresión fotográfica contínua en gelatina de plata con 24 imágenes individuales. La impresión está suspendida e iluminada centralmente desde arriba. El poeta y artista produjo los negativos colocando un trozo de película de 35 mm directamente en su boca, que usó como cámara oscura. Cada imagen representa su mano tocando un objeto doméstico cotidiano (una silla, un teléfono, un libro…), impreso a escala real y con todo el negativo visible, incluidos los agujeros de las ruedas dentadas. De tal manera que la superficie fotográfica contiene huellas de una presencia corpórea en un intento del artista de explorar los límites de la fotografía.

https://prensa.fundacionlacaixa.org/wp-content/uploads/2022/12/FundCaixa-inauguracion-7.jpg

Vista de la exposición Visiones expandidas. Fotografía y experimentación, en CaixaForum Madrid. © CaixaForum.

Finalmente, podemos destacar las diversas actividades sobre la exposición que se llevarán a cabo durante los siguientes meses. Entre ellas se encuentra el «Ciclo Re-visiones» que incluye tres sesiones configuradas con la ambición de expandir las posibilidades formales y conceptuales de la fotografía. Se realizarán los días 23 de febrero de 2023, 7 de marzo de 2023 y 17 de marzo de 2023, y estarán guiadas por Kensuke Koike, Daniel Canogar, Almudena Romero y Miguel Ángel Hernández. En definitiva, la muestra Visiones expandidas. Fotografía y experimentación se trata de una cita de gran relevancia con el arte contemporáneo y, en especial, con el medio fotográfico; una oportunidad para disfutar de la contemplación de obras nunca antes expuestas, como recalcaba la comisaria en su inauguración, así como de un proyecto expositivo tremendamente cuidado, meditado y sugerente. Una exposición que no solo pone en diálogo de manera inédita y novedosa obras de muchos fotógrafos, de distintas épocas y corrientes, sino que también atiende a sus confluencias con otros medios expresivos, y que nos hace ver cómo, desde la segunda mitad del siglo XX, la experimentación fotográfica sigue desdibujando los límites entre pintura, escultura, cine y performance.

 

(Visiones expandidas. Fotografía y experimentación, en CaixaForum, Madrid. Del 1 de diciembre de 2022 al 26 de marzo de 2023)

Visiones expandidas

La experimentación —el modo experimental de adquirir conocimientos—, aunque ha sido desarrollada por las ciencias, asumida y adoptada por el método científico, es el que desarrollan los niños para comprender su relación con el mundo. También ha sido la forma creativa que han asumido de manera radical muchos artistas, la manera de…

 

En el ojo del huracán

Al volver la vista atrás a Ucrania, a las tres primeras décadas del siglo pasado, nuestro rostro se paraliza, se queda rígido y exánime, como le sucedía al Angelus Novus benjamiano, que ponía el ojo en el huracán, que fijaba la mirada en el pasado plagado de barbarie. Su rostro especular, fiel reflejo de la tragedia…

En el ojo del huracán

En el ojo del huracán

Al volver la vista atrás a Ucrania, a las tres primeras décadas del siglo pasado, nuestro rostro se paraliza, se queda rígido y exánime, como le sucedía al Angelus Novus benjamiano, que ponía el ojo en el huracán, que fijaba la mirada en el pasado plagado de barbarie. Su rostro especular, fiel reflejo de la tragedia, se mostraba atormentado, con «los ojos desorbitados, la boca abierta y las alas desplegadas». Esta imagen desangelada era, nos decía Benjamin, el «aspecto del ángel de la historia». A lo que añadía: «Él ha vuelto el rostro hacia el pasado. Donde ante nosotros aparece una cadena de datos, él ve una única catástrofe que amontona ruina tras ruina y las va arrojando ante sus pies». Así, si atendemos, como aquel ángel de la historia que describía Benjamin, a la Ucrania de principios de siglo, igualmente nuestro rostro se desencaja por completo. En aquel espacio-tiempo específico en el que colapsaron imperios, también estalló la primera guerra mundial y las revoluciones de 1917, a las que siguió la guerra de independencia de Ucrania (1917-1921) y la posterior creación de la Ucrania soviética. La despiadada represión estalinista contra la intelectualidad ucraniana llevó a la ejecución de docenas de escritores, directores de teatro y artistas, mientras que el «Holodomor», la hambruna provocada por el hombre en 1932 y 1933, mató a casi cinco millones de ucranianos.

De esta forma, al retornar a aquel tiempo, no podemos en ningún caso olvidar a los «derrotados», a los «perdedores de la historia», y construir un relato sobre ellos, encima de ellos y de la barbarie. Todo lo contrario: un nuevo relato se debe narrar a partir de ellos. Urge visibilizar su dolor y mostrar la fuerza revolucionaria y creativa con la que lidiaron con aquel tiempo atormentado. Este es, de hecho, el vínculo que liga al Angelus Novus con el pasado. Explicaba Benjamin: «Bien le gustaría detenerse, despertar a los muertos y recomponer lo destrozado. Pero, soplando desde el Paraíso, la tempestad se enreda entre sus alas, y es tan fuerte que el ángel no puede cerrarlas. La tempestad lo empuja, inconteniblemente, hacia el futuro, al cual vuelve la espalda, mientras el cúmulo de ruinas ante él va creciendo hasta el cielo. Lo que llamamos progreso es justamente esta tempestad». Es decir, el Angelus Novus rehúye con firmeza el olvido del vademécum histórico. No se deja llevar por las promesas de porvenir y las utopías de la modernidad, sino que establece una relación dialéctica con el pasado, que se torna un pasado-presente, al acercarse a nuestro tiempo de forma combativa y comprometida, reivindicando sus dolencias, sus cicatrices y, por supuesto, también sus fulgores y destellos.

Paul Klee, Angelus Novus, 1920

Paul Klee, Angelus Novus, 1920

Al saltar el continuum de la historia y atender al contexto ucraniano de principios de siglo, nos aterrorizamos por la penuria de aquella época. Pero tiempo nos invade un sentimiento de fascinación y de sorpresa al comprobar el enorme florecimiento artístico y creativo emergido durante aquel tiempo de barbarie. Y es que, a pesar de este trágico contexto histórico, el arte ucraniano vivió en esos años un verdadero renacimiento y un periodo de experimentación artística. La exposición En el ojo del huracán. Vanguardia en Ucrania, 1900-1930 que hoy, 29 de noviembre, se inaugura en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza pretende hacer visible esto mismo. Para ello, adopta esta forma de mirar al pasado -nunca (únicamente) lastimera y plañidera, menos aún olvidadiza- propia del Angelus Novus: una mirada que se imbuye en la tempestad y la tragedia, es decir, una mirada atormentada, que posteriormente huye del huracán para relatar lo que ha visto, para desvirtuar aquella falsa idea de progreso, tan desmemoriada y falaz. Aquella tempestad benjaminiana, metáfora de la ideología capitalista del progreso y del porvenir mesiánico, en esta ocasión, en esta exposición, se torna literal y cobra un protagonismo extremo. Evidencia y testimonia aquel tiempo convulso en el que emergieron grandes artistas, un tiempo huracanado de barbarie. Se articula como un huracán turbulento y mortífero en el cual nos adentramos sin intención de hacer de aquel contexto un hito del sufrimiento, sino con la fuerza y potencia poética que moviliza la memoria dialéctica benjaminian -angelical, si se quiere-. Y es que, como afirmaba Walter Benjamin, «articular históricamente lo pasado no significa conocerlo como verdaderamente ha sido. Consiste, más bien, en adueñarse de un recuerdo tal y como brilla en el instante de un peligro».

Davyd Burliuk, Tiovivo, 1921. National Art Museum of Ukraine

Davyd Burliuk, Tiovivo, 1921. National Art Museum of Ukraine

En este sentido, En el ojo del huracán. Vanguardia en Ucrania, 1900-1930 recupera este capítulo esencial pero poco conocido del arte de vanguardia occidental, reuniendo alrededor de 70 obras entre las que se encuentran pinturas, dibujos, collages o diseños teatrales. La exposición, comisariada por Konstantin Akinsha, Katia Denysova y Olena Kashuba-Volvach, presenta una completa visión del arte ucraniano de vanguardia en las primeras décadas del siglo XX, mostrando las diferentes tendencias artísticas, desde el arte figurativo hasta el futurismo o el constructivismo. La exposición se organiza cronológicamente, incluyendo la obra de los principales maestros de la vanguardia ucraniana, tales como Oleksandr Bohomazov, Vasyl Yermilov, Viktor Palmov y Anatol Petrytskyi. También se muestra todo el amplio abanico de estilos e identidades que van desde las pinturas neobizantinas de los seguidores de Mykhailo Boichuk o las obras experimentales de la Kultur Lige, que buscaban promover su visión del arte contemporáneo ucraniano y yidis, respectivamente,a las piezas de Kazymyr Malevych y El Lissitzky, artistas por excelencia de la vanguardia internacional que trabajaron en Ucrania y dejaron una huella significativa en el desarrollo de la escena artística nacional.

Del mismo modo, se presentan ejemplos de figuras de renombre internacional que nacieron y comenzaron sus carreras en Ucrania, como Alexandra Exter, Wladimir Baranoff-Rossiné y Sonia Delaunay. Se trata del estudio más completo realizado hasta la fecha del arte ucraniano de vanguardia, que cuenta con numerosos e importantes préstamos del National Art Museum of Ukraine y del Museum of Theatre, Music and Cinema of Ukraine, con el que el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza quiere celebrar el dinamismo y la diversidad de la escena artística ucraniana, al tiempo que salvaguarda el patrimonio del país durante la intolerable ocupación actual de su territorio por parte de Rusia. Después de recalar en Madrid, la muestra viaja al Museum Ludwig de Colonia. Hasta el 29 de abril de 2023 tenemos la oportunidad de disfrutar de esta exposición en Madrid. Se trata, indudablemente, de un brillante esfuerzo por recuperar del pasado algunos destellos de creatividad, de no sucumbir ante el huracán, de emerger ante la tragedia y clamar frente a la barbarie. Adentrémonos, con cautela, en el huracán.

Figurines del maestro Ping para la ópera Tirandot en la Ópera Nacional de Jarkiv en 1928 creados por Anatol Petrytskyi.

Figurines del maestro Ping para la ópera Tirandot en la Ópera Nacional de Jarkiv en 1928 creados por Anatol Petrytskyi.

 

(En el ojo del huracán. Vanguardia en Ucrania, 1900-1930, en Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, Madrid. Del 29 de noviembre de 2022 al 30 de abril de 2023)

 
TITULARES

Emilio Tuñón, Premio Nacional de Arquitectura 2022

El Museo Helga de Alvear, el Museo Provincial de Arqueología y Bellas Artes de Zamora, el Museo de Bellas Artes de Castellón, el Centro Documental de la Comunidad de Madrid, el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León, el Museo de Colecciones Reales (Madrid)... Todos ellos tienen algo en común....

El poder y la gloria

No todas las drogas están prohibidas ni son mal vistas en esta nueva sociedad puritana. La ambición, el triunfo, conseguir el éxito caiga quien caiga, sigue siendo una meta en la vida, Triunfar en política, por ejemplo, no parece ser algo de lo que avergonzarse, aunque visto lo visto tampoco debería ser un motivo de orgullo. El triunfo en general esta sobrevalorado...

MÁS NOTICIAS

Ganadores Premios LUX 2022 de Fotografía

El pasado jueves 24 de noviembre se celebraba el 30 Aniversario de los Premios Lux. La excelente calidad y el enorme trabajo han sido los aspectos destacados por el jurado…

20 Aniversario de Art Basel Miami

Art Basel Miami Beach celebra en esta edición, que tendrá lugar entre el 1 y el 3 de diciembre, su 20 Aniversario. Se trata, sin lugar a dudas, de una de las más importantes ferias de arte en los Estados Unidos…

Emotiva22, festival de fotografía contemporánea

Más de una decena de exposiciones llenan distintos espacios culturales de Terrassa hasta el próximo 11 de diciembre. El festival de fotografía contemporánea Emotiva22 reunirá en la ciudad catalana…