La Galería Alison Jacques de Londres inaugurará el 24 de enero la exposición individual Dorothea Tanning: Worlds in Collision. Esta muestra presenta un cuerpo de trabajo tardío de la artista que rara vez ha sido expuesto de obras a gran escala y en papel realizadas con medios tan variados como grafito, carbón, crayón o acuarela. La exposición coincide con la publicación de la monografía Dorothea Tanning: Transformations de Victoria Carruthers.

Las piezas de Dorothea Tanning: Worlds in Collision fueron creadas por la artista a partir de 1980, año en el que regresa a Nueva York después de haber vivido en Francia durante 30 años. Muchas de ellas encapsulan la energía de la vida urbana que disfrutó en Manhattan, un distrito donde la velocidad y el sonido jugaron para Tanning un papel fundamental. Un ejemplo es Pounding Strong (1981), una obra que encarna las reflexiones de la artista sobre su vida en la gran manzana.

La bicicleta es un tema central en muchas de las piezas que conforman la exposición: la artista sufrió un accidente mientras conducía la suya cerca de su estudio, en el barrio neoyorquino Lower East Side. Este episodio motivó a la pintora a transmitir la turbulencia del atropello en distintos cuadros, como Tangle (1989), Reckless (1989), Hell Bent (1988) o Later Chaos (1988). Tanning también materializó otro tema que determinó su carrera: la existencia de realidades alternativas y lecturas que oscilan entre múltiples estados. Un ejemplo es Between Lives (1989), donde una figura entre bicicletas atraviesa con su brazo el corazón de la otra ya desmayada.

Entre las obras expuestas hay una selección de Tanning’s Messages, una serie de catorce piezas a gran escala que exploran el motivo de la bicicleta mezclado con imágenes de primates. Con estas meditaciones, Tanning reflexionan sobre la evolución, el lugar de la humanidad en el mundo y el poder de la tecnología y el arte. Como escribió en 1990: «Los gorilas plantean preguntas sobre quién es quién en este planeta…Los gorilas también recuerdan cuando lo dejaron atrás, el hombre saltó a una bicicleta y se alejó a toda velocidad haciendo por no recordarlos…yo soy una artista que ha prometido traerlos de vuelta».

(Dorothea Tanning: Worlds in collision, en Alison Jacques Gallery, Londres. Del 21 de enero hasta el 21 de marzo de 2020)