La identidad híbrida entre la máquina, la subjetividad y el cuerpo físico. El ciclo audiovisual Vibrant Matter en La Casa Encendida explora una cuestión clave en la producción cultural contemporánea, como es la del nexo que une los cuerpos biológicos y los elementos no-orgánicos. Según el título de la obra de Jane Bennet, esto sería el Vibrant Matter, esto es, la materialidad vital.  Retomando la idea de Donna Haraway del «cyborg», Jane Bannet explora las posibilidades identitarias que rompen las distinciones entre lo animal, lo tecnológico y el ser humano. Consolidado ya como un texto fundamental del feminismo de los años ochenta, A Cyborg manifesto de Haraway ha afectado a múltiples producciones culturales de la posmodernidad. Y en ese interés por figuras que han explorado todas estas cuestiones, Jane Bennet retoma también la filosofía de Rosi Bradoti, en la que se parte del cuerpo femenino como eje fundamental de una nueva concepción del ser humano, con una nueva identidad flexible, nómada y expandida, lejos de la definición encorsetada del s. XVIII.

El ciclo audiovisual Vibrant Matter , comisariado por María Morata, propone cuatro sesiones de cine experimental, videoarte, animación digital y programación 3D. A través de diferentes propuestas artísticas, el ciclo ofrece un espacio para ampliar la percepción de la vida y su movimiento: la interacción de los diferentes cuerpos biológicos con minerales, animales y dispositivos tecnológicos. Desde una posición crítica, situada y feminista, la «materia vibrante» ofrece múltiples posibilidades.

(Vibrant Matter en La Casa Encendida, Madrid. Del 5 al 8 de noviembre de 2019)