El Museo Tamayo presenta hasta el 24 de febrero de 2019 la exposición Vía Láctea de Gonzalo Lebrija (Ciudad de México, 1972). Se trata de un proyecto para el que el artista documentó a un grupo de fumadores profesionales en el Museo de Bellas Artes de La Habana, Cuba. Vía Láctea mantiene el interés de Lebrija por analizar la experiencia subjetiva del tiempo, a la vez que explora relaciones sociopolíticas que pueden derivar del acto de fumar.

Gonzalo Lebrija utiliza el registro en vídeo y la fotografía para diseccionar la sucesión de momentos para capturar instantes efímeros, mostrando la temporalidad de dos maneras: como determinación irremediable y como posibilidad abierta. Esta metodología refleja que su interés principal es el estudio del tiempo, especialmente la idea de instante detenido. Para la exposición Via Láctea en el Museo Tamayo se reúnen un vídeo y una fotografía en gran formato que muestran a este conjunto plural de personas provenientes de diversos contextos, géneros y profesiones, que emanan bocanadas de humo mientras permanecen sentadas . Por otro lado, 22 fotografías completan la serie con retratos de los fumadores de manera individual o en pares.

A lo largo de la historia, el acto de fumar ha sido considerado por muchas culturas como uno de los rituales más vinculantes y de congregación colectiva, aunque también se asocia con un momento solitario y de introspección. Ambas dimensiones parte de las exploraciones que el artista ha realizado respecto al tabaco, ya sea por su relación personal como asiduo fumador o por las implicancias sociopolíticas de la producción y consumo de este producto.

(Vía Láctea de Gonzalo Lebrija en el Museo Tamayo, México D. F. Hasta el 24 de febrero de 2019)