El CGAC acoge hasta el 10 de junio Vestiges d’un ici, vestigios de sí, una exposición de Loreto Martínez Troncoso comisariada por Chus Martínez. El impulso creativo de la artista aparece tras el lenguaje y tiene lugar en la acción como lugar privilegiado desde lo que explorar las densas relaciones de la performance con su propia historicidad, con su presente. La artista construye un trabajo conceptual destacado en la compleja exploración de los códigos de la oralidad, de la gestualidad y de la escritura, con los que formula escenarios y situaciones que permiten la relación directa entre el arte y la vida, entre artista y públicos, cuestionando, siempre de forma tangencial, estos roles en el marco de la institución del arte.

Alejándonos de la idea o sensación de retrospectiva, Vestiges d’un ici, vestigios de sí apela a la lectura/relectura y al propio cuestionamiento de la obra que viene escribiendo/presentando en los últimos años, insistiendo en los procesos y en las ideas, en los trabajos conjuntos, abiertos, junto a las implicaciones de sus intervenciones en el marco de la compleja construcción de un tiempo presente. Proyecta una obra trazada en el tiempo y en el acto, en el discurso y en el manifiesto, dentro de un territorio institucional, afectivo y crítico; una construcción expresiva de resistencia, que en la exposición se irá contra puntuando con la memoria del propio edificio. La muestra formula pequeñas acciones en el espacio simbólico y arquitectónico del museo con las que explora la idea de lo que retorna, del eco, y donde las obras, en el encuentro de unas con otras, son transformadas hacia otros sentidos, y entrelazadas con piezas producidas expresamente para la exposición.

(Vestiges d’un ici, vestigios de sí de Loreto Martínez Troncoso en el CGAC. Hasta el 10 de junio de 2019)