El MUAC inaugura el próximo 8 de febrero la exposición Veroír el fracaso iluminado de la artista chilena Cecilia Vicuña, que reúne más de 100 de sus obras y que, principalmente, gira en torno a la desaparición. Vicuña ha tratado la desaparición desde diferentes perspectivas: la desaparición violenta que se traduce en la violencia estatal con la desaparición de personas; o el tipo de desaparición que renueva la vida, como una ofrenda que le entregas al mar para renovar la energía vital. Ambas están en esta exposición. Algunos de los temas recurrentes en su trabajo son la resistencia política, los saberes del cuerpo femenino y del mundo indígena, el erotismo, los atentados contra la naturaleza, etc. En esta exposición se presentarán más de 100 obras entre pinturas tempranas, objetos, vídeos, dibujos, instalaciones, collage, textiles, esculturas y material de archivo.

La retrospectiva está organizada a partir de momentos de producción. Una sala está dedicada a Homenaje a Vietnam (1977), donde aparecen obras que realizó a partir de lo que vivía su país durante la dictadura de Pinochet. La muestra ocupará un total de 7 espacios en los que destacará su relación con México. Además, el día 7 a las 11 horas, la propia Vicuña llevará a cabo en el Espacio Escultórico la performance Quipu de lava: «una pieza que no ha existido antes y no volverá a existir. Una pieza creada en el momento, con los cuerpos y el espíritu de los presentes y de las fuerzas de ese territorio de lava». Por último, el mismo sábado 8 de febrero a las 12 horas también se realizará una conversación entre Cecilia Vicuña y Lucy Lippard.

(Veroír el fracaso iluminado en el MUAC, Ciudad de México. Desde el 8 de febrero hasta el 2 de agosto de 2020)