Claudio Zulian recorre la memoria proletaria de la comarca del Vallès a través de la exposición Vallès: fabricar pasados, fabricar futuros, que puede verse en La Virreina hasta el 29 de septiembre. Para este recorrido se parte de la fábrica como lugar simbólico, ideológico y social y se explora a un mismo tiempo los espacios productivos y los ámbitos vivenciales, el patrimonio material y los imaginarios emigrantes, la noción de comunidad configurada alrededor de unos ejes o en perpetuo estado de definirse. La exposición actúa como invitación a pensar qué horizontes se dibujan hacia los tiempos venideros, cuáles son loa nuevos códigos de movilización y de voz pública que deberán erigirse desde las periferias industriales, qué papel tendrá la fábrica en el siglo XXI.

Esta muestra en La Virreina adopta la forma de un relato audiovisual con siete episodios: La fábrica, La niña obrera, El viaje, Polígonos, La torre, Por la noche construimos casas y Utopías. Claudio Zulian investiga la encrucijada entre los imaginarios sentimentales de la lucha de clases, la nostalgia simbólica de la cultura obrera y las hipotéticas renovaciones de todo ello. O, dicho de otra forma: analiza qué parte de la revolución sigue formulándose desde el campo de las imágenes y qué otra ha derivado como diagnóstico tan sólo estético. Para ello, recorre el paisaje industrial y lo convierte en escenario performativo, transita por la memoria emigrante y la presenta sin sus habituales condescendencias humanitarias. De igual modo, ahonda en las iconografías del pueblo hasta extraer de ellas, no un diagnóstico que detecte las contradicciones del sistema, sino una teoría y una praxis de transformación aún vigentes, una propuesta de futuro.

(Vallès: fabricar pasados, fabricar futuros en La Virreina, Barcelona. Desde el 8 de junio hasta el 29 de septiembre de 2019)