La sala Kutxa Kultur Artegunea acoge la exposición dedicada a Vivian Maier con un total de 135 fotografías, de las que 33 nunca han sido expuestas en España. La muestra, comisariada por Anne Morin, podrá verse hasta el 20 de octubre y relata la afición de Maier por la fotografía y cómo lo compaginaba con su trabajo como institutriz en distinta familias. Para ello, el espectador puede conocer su obra a través de 6 secciones, que se corresponden con los temas que más interés despertaron en ella: autorretratos, retratos, escenas cotidianas de calle, temas infantiles, formalismo y fotografía a color.

En la primera sección dedicada a los autorretratos el público puede descubrir cómo Vivian se muestra en un segundo plano, cómo se esconde en un reflejo o en una sombra. Este tipo de imágenes marcaron de manera especial su trayectoria fotográfica, a través de ellos buscaba posibilidad de descubrir quién era ella misma. En cuanto a los retratos, Maier capturaba las diferencias de clase prestando especial atención a los dos extremos: indigentes y gente acomodada. Sus miradas y actitudes son parte de un retrato colectivo con una gran carga de contenido. En sus escenas de calle, capturadas en su mayor parte en Nueva York y Chicago, la fotógrafa hace un repaso por su mundo circundante, mostrando cómo era ella y qué ocurría. Maier fotografiaba lo que veía, captando pequeñas cosas: un detalle, un gesto, una actitud, una inflexión en la realidad transformada en anécdota.

Los niños siempre fueron una parte importante de su obra, debido a su gran empatía por ellos (algo que también demostraba en su trabajo como niñera). Una gran cantidad de niños fueron fotografiados por ella, ya fuera posando de forma individual, jugando en grupo o mirando fijamente a la cámara. Además, hay una serie de 13fotografías más formales, donde Maier muestra claramente sus dotes en el manejo del contraluz, la composición, o el punto de vista, el encuadre y el equilibrio, hasta el punto de que el discurso queda, en ocasiones, en un segundo plano, y solo importa la construcción de la imagen. En la exposición también se muestran las imágenes a color que Maier comenzó a tomar desde los sesenta con su Leica.

(Vivian Maier. Una fotógrafa revelada en Kutxa Kultur Artegunea, San Sebastián. Desde el 21 de junio hasta el 20 de octubre de 2019)