Un ejercicio de violencia es la última exposición del IVAM (Valencia) que constituye la primera individual del artista valenciano Guillermo Ros en una institución. La muestra gira en torno a la violencia que genera el proceso de creación artística, una violencia cultural que legitima, justifica y promueve la idea de autoexplotación como necesidad personal para el artista, que vive muy frecuentemente en la precariedad. Esta interpretación material de la creación se ha materializado en una instalación site-specific en la Galería 6 del museo. En ella, Ros se presenta como un personaje atormentado por el trabajo artístico, violentado y absorbido por la carga laboral que le hace olvidarse de su condición física y mental. La exposición ha sido comisariada por la directora de la institución, Nuria Enguita.

un-ejercicio-1

un-ejercicio-2

Un ejercicio de violencia es un diálogo —una lucha— con la arquitectura propia de una institución museística. Se trata, en definitiva, de un ejercicio de analogías, imaginario, que suman para culminar en una producción de tintes épicos. Ros toma el concepto de «lore», propio del lenguaje de los videojuegos, que supone el trasfondo de una historia o de un personaje, y lo traslada al ámbito artístico: el «lore» de los elementos de la exposición, de la arquitectura del museo y el suyo propio, presentando una mezcla perfecta de referentes que conforman su personal entramado conceptual. Así, el espacio expositivo se llena de rastros de violencia y criaturas (ratas) que encarnan todos los elementos narrativos que ofrece Ros.

(Un ejercicio de violencia. Guillermo Ros, en IVAM, Valencia. Del 7 de octubre de 2021 al 6 de febrero de 2022)