Por primera vez en 35 años de historia, el jurado del Premio Turner ha otorgado el galardón de manera conjunta: Lawrence Abu Hamdan, Helen Cammock, Oscar Murillo y Tai Shani recibieron este martes uno de los premios de arte contemporáneos más importantes a nivel mundial.

El tribunal hizo pública la noticia durante la gala celebrada por la noche en el museo Turner Contemporary de Margate, tras recibir una misiva firmada por los cuatro en el que pedían repartir el premio con motivo de la complicada situación política y social que vive Gran Bretaña.

«En este momento de crisis política en Gran Bretaña y gran parte del mundo, cuando ya hay tanto que divide y aísla a personas y comunidades, nos sentimos muy motivados para aprovechar la ocasión del Premio para hacer una declaración colectiva en nombre de la comunidad, la multiplicidad y la solidaridad, tanto en el arte como en la sociedad», dicen en la carta. Explican que, el punto de vista político que tratan «difiere mucho», por lo que, para los cuatro, hubiese sido «problemático» si los trabajos «se enfrentasen entre sí, con la implicación de que uno era más importante, significativo o más digno de atención».

Los premiados

Lawrence Abu Hamdan (1985, Jordania) es un artista e investigador de audio, cuyo trabajo explora el papel del sonido y la voz dentro de la ley y los derechos humanos. Crea instalaciones audiovisuales, archivos de audio, fotografía y texto con los que consigue traducir el trabajo de investigación en experiencias afectivas y espaciales. Abu Hamdan trabaja con organizaciones de derechos humanos como Amnistía Internacional. En esta edición, Hamdan presentó su exhibición en solitario Earwitness Theatre en la Galería Chisenhale de Londres, la instalación audiovisual Walled Unwalled y la performance After SFX en la Tate Modern de la capital británica. Con las tres creaciones, el artista denuncia los delitos de los que se ha oído hablar pero que no han sido presenciados. Se centra, entre otras, en las pésimas condiciones en las que viven los reclusos de una cárcel de las afueras de la prisión de Saydnaya, en Damasco.

Helen Cammock (1970, Inglaterra) elabora obras en el campo del cine, la fotografía, el texto y la performance. Produce piezas derivadas de un proceso de investigación que explora la complejidad de las historias sociales. Lo central de su práctica es la voz: el descubrimiento de voces marginadas dentro de la historia, la cuestión de quién habla en nombre de quién y en qué términos, así como cómo su propia voz se refleja de diferentes maneras en las historias exploradas en su trabajo. Su obra da saltos entre diferentes lugares, tiempos y contextos, obligando a los espectadores a reconocer las complejas relaciones globales y la conexión inextricable entre el individuo y la sociedad. La pieza propuesta, The Long Note, analiza la historia y el papel de las mujeres en el movimiento de derechos civiles en Derry Londonderry.

La práctica multifacética de Oscar Murillo (1986, Colombia) incorpora eventos en vivo, dibujo, instalación escultórica, video, pintura, creación de libros y proyectos de colaboración con diferentes comunidades. Emigrando a Londres desde Colombia a los 11 años, Murillo se basa en su propia biografía y la de su familia y amigos, que a menudo participan en sus actuaciones. Las referencias a la vida, la cultura y las condiciones laborales en la fábrica de la ciudad de La Paila, donde creció, reaparecen a lo largo de su trabajo. Murillo presentó Violent Amnesia, una instalación que reflexiona sobre las consecuencias sociales de la globalización y el capitalismo.

El trabajo de Tai Shani (1976, Inglaterra) abarca perfomances, cine, fotografía e instalaciones escultóricas, frecuentemente estructuradas en torno a textos experimentales. Inspirándose en historias, narrativas y personajes dispares extraídos de fuentes olvidadas, Shani crea mundos oscuros y fantásticos, repletos de potencial utópico. El jurado la nominó por su exposición individual DC: Semiramis en la galería The Tetley de Leeds y su participación en la muestra Still I Rise: Feminisms, Gender, Resistance en el centro Nottingham Contemporary y en el Pabellón De La Warr en Bexhill-on-Sea. Además, el jurado ha valorado el proyecto Dark Continent, una instalación que se inspira en el texto feminista The Book of the City of Ladies de Christine de Pizan.