La Virreina Centre de la Imatge ha programado tres exposiciones para todos aquellos que planeen pasarse por sus salas este verano. Las tres se inaugurarán el 16 de junio y podrán visitarse hasta el 30 de septiembre de 2018. La primera de las exposiciones es Dime pank y dime tonto de Kikol Grau y comisariada por Valentín Roma. A lo largo de su carrera, Grau ha desarrollado un imaginario irreverente que compone una radiografía de la historia televisiva, política y musical desde los 80 hasta la actualidad poniendo especial énfasis en el panorama audiovisual alternativo de Barcelona. Esta se trata de la primera muestra dedicada a Kikol Grau y hace un repaso por su trayectoria, desde sus comienzos en TV Clot hasta sus producciones más recientes. La muestra está dividida en tres apartados: el primero reúne cortometrajes, montajes audiovisuales que Grau realizó al principio de su carrera y un conjunto de videoclips experimentales para grupos como Tarántula o La Otra Gloria. El segundo apartado compila su producción televisiva a partir de programas absolutamente emblemáticos y el último recorre su filmografía, desde Objetivo Gadafi (2013) hasta la pentalogía sobre el punk en España, con como por ejemplo Las más macabras de las vidas (2014), que explica la Transición a través del grupo Eskorbuto. También se incluyen dibujos que aparecen en pósters, fanzines, guiones, etc., y material extraído del archivo personal de Grau: carteles, fotografías, cintas de vídeo, máquinas de videojuegos vintage, portadas de discos de época…

En vano es la segunda exposición, que también comisaría Valentín Roma, y que está dedicada a Mar Arza. El proyecto cuestiona dos certezas que enmarcan las interpretaciones del arte: nitidez vs. opacidad; transparencia vs. hermetismo; luz vs. apagón. Arza investiga el reverso de las tipificaciones y ciertas  mecánicas polarizadas entre clarificar y aturdir, entre estandarizar e imponer, el trabajo del artista no se puede encuadrar en un territorio intangible. Cuando hablamos de imágenes, también nos referimos a unos usos públicos que estas permiten; cuando invocamos a ver, estamos convocando una serie de operaciones colectivas e ideológicas, unas tomas de posición. En vano problematiza esto y muestra caminos disruptivos, diagonales y parpadeos. Por último, la exposición La fotografía creativa en Cataluña, comisariada por Cristina Zelich, muestra el surgimiento de una generación de fotógrafos que reivindicaron el reconocimiento de la fotografía creativa como un arte autónomo en los años setenta y principios de los ochenta. La exposición abarca desde la apertura de Spectrum, la primera galería especializada en fotografía del Estado español, que se inauguró en Barcelona en 1973, hasta la celebración de la Primavera Fotogràfica, en 1982. Incluye trabajos de ere Formiguera, Manel Esclusa, Joan Fontcuberta, Marta Sentís, Tony Keeler, Manolo Laguillo, Lluis Casals, Jordi García, Ferran Freixa, Humberto Rivas, Josep Rigol, Manel Armengol, Maria Espeus, Toni Catany, Manel Úbeda, Enric de Santos, Eduard Olivella, Jordi Esteva, Miquel Sala, Jordi Sarrà, Bigas Luna, Juan José Gómez Molina, América Sánchez, Lluis Bover, Eduard Olivella, Jordi Guillumet, Manuel Serra y Marta Povo.

(Dime pank y dime tonto en La Virreina, Barcelona. Desde el 16 de junio hasta el 30 de septiembre de 2018)

(En vano en La Virreina, Barcelona. Desde el 16 de junio hasta el 30 de septiembre de 2018)

(La fotografía creativa en Cataluña en La Virreina, Barcelona. Desde el 16 de junio hasta el 30 de septiembre de 2018)