El Espacio Fundación Telefónica acoge hasta el 9 de junio la muestra teamLab, que reúne tres instalaciones audiovisuales adaptadas a la sala de este colectivo multidisciplinar que ha sido reconocido internacionalmente como uno de los agentes más influyentes en el ámbito de la creación digital. La primera instalación recibe el título de Black Waves: Lost, Immersed and Reborn (2016), inspirada en la tradición artística japonesa y que recuerdan a La gran ola de Kanagawa de Hokusai. Un espacio 3D generado por ordenador expresa el movimiento de miles de partículas en una gran masa de agua que origina una ola continua. La instalación incorpora más de 30 proyecciones en paredes y sueles reflectantes generando un efecto inmersivo donde la recreación visual del agua juega un papel protagonista.

La segunda es Flutter of Butterflies. Born from Hands, una pieza interactiva donde las mariposas surgen, revolotean y desaparecen a través del contacto con el visitante. El espectador al tocar las paredes hace que aparezcan o desaparezcan las mariposas sugiriendo así el frágil equilibrio entre el ser humano y la naturaleza. A través de esta obra, teamLab trasciende los límites físicos y temporales del arte convencional. Por último, la tercera pieza es Enso – Cold Light, una reinterpretación de la práctica Zen de pintar un círculo de trazo grueso con una sola pincelada. La profundidad, la velocidad y la fuerza que contiene el trazo de una pincelada sobre el papel se intensifican de un modo extraordinario al convertirlo en una forma tridimensional en movimiento.

(teamLab en Espacio Fundación Telefónica, Madrid. Desde el 16 de marzo hasta el 9 de junio de 2019)