Veinte años después de ganar el Premio Turner (1999), la Tate Modern presenta una gran exposición de obras de arte de Steve McQueen. Esta es la primera exposición importante de su trabajo en Londres, su ciudad natal, y podrá verse hasta el 11 de mayo de 2020. La exposición cuenta con 14 obras principales entre las que se incluyen fotografía, esculturas y películas como Exodus 1992/97, filmada con una cámara Super 8, o Fin de los créditos (2012). La muestra se centrará en las dos décadas de su trayectoria y revelará cómo los enfoques pioneros de McQueen para la realización de películas han ampliado las formas en que los artistas trabajando con el medio, creando así retratos conmovedores de tiempo y lugar. En su trabajo, Steve McQueen explora los problemas urgentes de representación, identidad e historia. Además de sus obras en vídeo para galerías, McQueen ha filmado cuatro largometrajes muy aclamados: Hunger (2008), Shame (2010), 12 años de esclavitud (2013) y Viudas (2018).

En la muestra también se verán instalaciones de vídeo inmersivas a gran escala, como Western Deep (2002) o Static (2009). La primera presenta una exploración intensa y sensorial de las condiciones laborales de los mineros de oro en Sudáfrica; por su parte, Static realiza una representación aérea de la Estatua de la Libertad que examina visualmente una figura familiar y muy simbólica que rara vez se puede inspeccionar tan de cerca. Se incluye también la instalación de vídeo de dos canales Ashes (2002-15) en la que se rinde homenaje a un pescado que al artista filmó en Granado en 2002 y que fue asesinado por narcotraficantes al año siguiente. Además, por primera vez en Reino Unido se podrá ver End Credits, un homenaje al cantante, actor y activista de derechos civiles afroamericano Paul Robeson que, después de una exitosa carrera como intérprete , fue incluido en la lista negra en la década de 1950 y puesto bajo vigilancia por el FBI. Esta exposición coincide con la presentación de la obra Year 3 que McQueen presenta en la Tate Britain hasta el 3 de mayo.

(Steve McQueen en Tate Modern, Londres. Desde el 13 de febrero hasta el 11 de mayo de 2020)