La Tate Modern (Londres) presenta la primera gran retrospectiva en el Reino Unido de la artista y diseñadora Sophie Taeuber-Arp, artista que desafió los límites entre el arte, el diseño y la artesanía. La muestra incide en reflejar las muchas disciplinas artísticas que dominó Taeuber-Arp a lo largo de su carrera, desde la pintura o la arquitectura, a otros medios considerados por aquel entonces como “menores”, como el diseño textil, interior y de marionetas. No obstante, la exposición se articula de manera cronológica, desplegando un recorrido por las diferentes etapas creativas de la artista. 

Después de estudiar artes plásticas y aplicadas en Múnich, inició su carrera en Zúrich, ciudad que por aquel entonces, en plena Primera Guerra Mundial, era uno de los centros neurálgicos de la actividad artística en Europa. En la ciudad suiza recibió clases de danza en la escuela de Rudolf von Laban, donde conoció al que terminaría siendo su pareja para el resto de su vida: Jean (Hans) Arp. Pronto se convertiría en una reputada diseñadora textil, iniciando una paulatina emancipación de lo real, tendiendo hacia una abstracción donde no existía ninguna referencia a la forma figurativa. Sus diseños bebieron de la cultura vernácula, adaptando colores vivos y atrevidos. En la muestra, se han expuesto diseños que Taeuber-Arp realizó sobre bolsos, joyería o alfombras, junto a pinturas en pequeño formato donde se aprecia su desarrollo en la abstracción. 

Durante esta misma época, también abrazó los preceptos absurdistas de Dada, lo cual se manifiesta en las llamadas ‘Cabezas Dada’, donde combina materiales procedentes de la producción industrial con otros hechos a mano. Además, formó parte del famoso Cabaret Voltaire, donde realizó las marionetas para la representación de King Stag, que también están presentes en su totalidad en la muestra. A partir de los años veinte, coincidiendo con su traslado a París, comenzó a trabajar en proyectos relacionados con la arquitectura, emprendiendo el diseño arquitectónico y de interiores de edificios tanto privados como públicos. La exposición incluye algunos de los muebles que diseñó para estos encargos, destacando el complejo de entretenimiento modernista de Aubette, en Estrasburgo, que creó en colaboración con Jean Arp y Theo Van Doesburg, uno de los grandes representantes de De Stijl. La muestra finaliza su recorrido exponiendo una parte considerable de los dibujos que realizó tras su exilio de París debido a la Segunda Guerra Mundial. Como tenía que moverse entre varias ciudades y países, Taeuber-Art solo pudo permitirse el dibujo como medio de expresión, obras que evidencian su claro interés por la abstracción y la renovación constante de ideas. 

(Sophie Taeuber-Arp, en Tate Modern, Londres. Del 15 de julio al 17 de octubre de 2021)