El Centre Pompidou-Metz redescubre el séptimo arte a través de una de las figuras más importantes de su historia: Serguéi Eisenstein (1898-1948). Lo hace con L’oeil extatique. Sergueï Eisenstein, cinéaste à la croisée des arts, una muestra que acerca al público general el trabajo de un artista multidisciplinar que, por encima de todo, destacó como el hombre que llevó el cine ruso a su máximo esplendor con cintas como The Strike (1925), October (1928), o Ivan the Terrible (1944 – 46).

Los comisarios de la exposición, Philippe-Alain Michaud y Ada Ackermann, han querido ilustrar la manera en que las diferentes ramas del arte, como la pintura o el teatro, influyeron al cineasta y su obra. Para ello, han entremezclado piezas de artistas como el Greco, Kandinsky o Rodin con el trabajo cinematográfico de Eisenstein. A través de proyecciones monumentales, enfoques analíticos, extractos en bucle o imágenes congeladas, el espectador también podrá descubrir el carácter innovador y visionario del padre del montaje. Además, el Pompidou está proyectando en el auditorio del edificio toda las películas del cineasta ruso.

Aparte de rastrear sus obra más conocida y sus inspiraciones artísticas, la exposición también evidencia la influencia que tuvieron sus lecturas, reuniones y numerosos viajes por Europa, México y los Estados Unidos sobre Eisenstein y su obra.

(L’oeil extatique. Sergueï Eisenstein, cinéaste à la croisée des arts en Centre Pompidou-Metz, Metz. Desde el 28 de septiembre hasta el 24 de febrero de 2020)