Brassaï atrapó con su cámara la noche de París, la belleza de sus calles y jardines bajo la lluvia y la niebla. Fue el ojo de la capital francesa. Cartier-Bresson capturó instantes decisivos, escenas irrepetibles que sucedía en los rincones de la ciudad. Lo mismo hicieron sus contemporáneos y sucesores en otras grandes urbes como Barcelona o Nueva York: Paul Strand, Joan Colom Philippe-Lorca diCorcia o Valérie Jouve retrataron las calles y su gente, la esencia de las metrópolis.

Desde el pasado 31 de octubre, el centro Caixaforum Barcelona propone un recorrido por el trabajo de estos y otros artistas que, con su obra, han sabido inmortalizar la ciudad moderna a lo largo del siglo XX. Bajo el nombre Cámara y Ciudad. La vida urbana en la fotografía y el cine, la exposición relata «la euforia de la metrópolis y de la soledad de la ciudad moderna, de la guerra y de la reconciliación, de la protesta y del cambio, también de la autoafirmación en las calles» y demuestra cómo, la ciudad, ha sido y es para los fotógrafos un tema inagotable. 

La muestra, comisariada por el jefe del Departamento de Fotografía del Centre Pompidou de París, Florian Ebner, acoge las obras del centro francés junto a las fotografías y el material fílmico de las colecciones españolas. Además, Cámara y Ciudad también propone un análisis del futuro de las urbes, donde sitúa la calle en la era de la globalización desde el punto de vista de Paola Yacoub o la calle virtual de Google Street View bajo el prisma de Viktoria Binschtok. A la par, Caixaforum Barcelona ha organizado un ciclo de conferencias que, a lo largo de noviembre y diciembre, complementarán esta exposición.

(Cámara y Ciudad. La vida urbana en la fotografía y el cine en Caixaforum Barcelona. Desde el 31 de octubre hasta el 8 de marzo de 2020)