El Museo Nacional Reina Sofía ha presentado su programación para este 2021. De lo más relevante del año será la ampliación de la llamada sala A0 del edificio Sabatini, donde se expondrán las obras más recientes de la colección del museo. Desde hace unos años, la institución ha dedicado grandes esfuerzos a formar una colección de arte contemporáneo (desde los noventa a la actualidad) que pudiera contar con las grandes voces del arte nacional e internacional, como Dora García, Hito Steyerl, Rosa Barba o Patricia Esquivias. Noviembre de 2021 es la fecha elegida para el reencuentro del público madrileño con estas piezas tan relevantes para el mundo contemporáneo, procedentes de compras o donaciones. En lo que respecta a las exposiciones temporales, 2021 será la oportunidad para conocer la producción cultural del país vecino, Marruecos. La Trilogía Marroquí 1955-2011 será una colectiva que reúna piezas desde la declaración de independencia del país hasta la primera década del siglo XXI. La sede principal del museo también presentará la primera monográfica española de la sueca Charlotte Johannesson, cuya carrera ha destacado por la reinvención del arte popular y el textil. Otra artista, Ida Applebroog, también tendrá una gran retrospectiva, donde se analizará la producción de una de las pioneras del arte feminista. Michael Schmidt será el encargado de abrir la programación del otoño, con una individual que reúne una gran selección de uno de los fotógrafos más relevantes de la street photography. Pedro G. Romero y Belkis Ayón, por su parte, concluirán el curso con sendas exposiciones individuales.

El Palacio Velázquez, por su parte, acogerá a Vivian Suter, quien mostrará su obra más relacionada con el entorno natural. El Palacio de Cristal inicia el año con Pep Agut, con un proyecto site-specific que cuestiona el espacio artístico como lugar de encuentro público por antonomasia. Kidlat Tahimik, por su parte, presentará una instalación a medio camino entre el arte y el cine que reflexione sobre la relación del propio espacio y la colonialidad. Para este 2021 lleno de desafíos, el museo quiere seguir creciendo. Como han declarado en su página web, el centro recibió 1.248.486 visitantes durante el año pasado, cifra que supone un descenso del 71,8%, pero que puesta en contexto resulta bastante sorprendente, teniendo en cuenta las dificultades del 2020.