Por segundo año consecutivo el Premio Turner vive una situación excepcional. En 2019, debido a las complicadas circunstancias políticas y sociales por las que pasaba Gran Bretaña, los cuatro finalistas decidieron repartir las 25.000 libras de premio; este año, con el sector cultural asolado por la crisis del coronavirus, los responsables del galardón se han visto obligados a cancelarlo. En su lugar, se otorgarán becas valoradas en 10.000 libras (aproximadamente 11.200 euros) a diez artistas.

De hecho, si hubiese sido un mayo como cualquier otro, los jueces ya habrían anunciado la lista de los finalistas. Estos habrían sido invitados a participar en una exposición conjunta que se inauguraría en otoño. Sin embargo, como otras tantas citas artísticas (exposiciones, ferias, encuentros…), ni la muestra ni el premio podrán celebrarse.

Según The Guardian, los responsables de la Tate Britain (museo encargado en organizar el premio) han afirmado que, con la entrega de las diez becas, quieren «ayudar a apoyar a una selección más grande de artistas en un período de interrupción e incertidumbre». «Creo que JMW Turner, quien dedicó su fortuna a apoyar artistas que pasaban por un momento complicado, aprobaría nuestra decisión», afirmó Alex Farquharson, director de la Tate Britain.

Los criterios para elegir a los diez becados serán los mismos que los de las pasadas ediciones: se elegirán autores británicos cuya obra haya supuesto un impulso para el desarrollo del arte contemporáneo. Los miembros del jurado son Richard Birkett, comisario general del Instituto de Artes Contemporáneas; Sarah Munro, directora del centro BALTIC de arte contemporáneo en Gateshead; Fatos Üstek, director de la Bienal de Liverpool y Duro Olowu, diseñador y comisario. Los integrantes de tribunal mantendrán una reunión virtual para seleccionar a los artistas becados. La resolución se publicará a finales de junio. 

El premio Turner, uno de los más destacados a nivel internacional, se celebra desde 1984 (excepto en 1990, que tuvo que cancelarse por falta de patrocinio). Los ganadores se han convertido en algunos de los artistas más importantes de arte contemporáneo. Destacan Gilbert & George (1986), Anish Kapoor (1991), Rachel Whiteread (1993), Antony Gormley (1994), Damien Hirst (1995), Steve McQueen (1999), Grayson Perry (2003) o Jeremy Deller (2004), entre otros.