En 1967 Jacques Tati estrenó Playtime, una crítica a la modernidad por encima de argumento o personajes. Monsieur Hulot se ve convertido en un hombre que ni siquiera puede luchar contra el entorno que le rodea y que continuamente queda atrapado en espacios de los que no sabe cómo salir. Ahora, la galería NoguerasBlanchard acoge la exposición homónima Playtime, una tentativa de observar la realidad que hemos creado y que ahora se nos hace extraña. La articulación de esta realidad es un proceso conflictivo: el hombre ha perdido su relación natural con el mundo, pero la modernidad no lamenta esa pérdida, considera que tal relación sólo fue un engaño.

La imposición de desarrollos hostiles al ciudadano por escala y por sentido es una tendencia creciente; estos obligan al individuo habitar la ciudad a través de un cúmulo de actividades que bien podrían resumirse en producir-consumir. La exposición fluctúa a través de las ideas lanzadas por Tati en su película, abordando desde diversos ángulos la extraña relación del individuo con la vida moderna. La muestra cuenta con obras de: Ana Jotta, Ignasi Aballí, Isidoro Valcárcel Medina, Lea Lublin, Mònica Planes, Samuel Labadie y podrá verse hasta el 27 de julio en la galería.

(Playtime en NoguerasBlanchard Madrid. Desde el 1 de junio hasta el 27 de julio de 2019)