El Museo Reina Sofía ha inaugurado en el Palacio de Cristal la exposición A un cuervo y los huracanes que, desde lugares desconocidos, traen de vuelta olores de humanos enamorados, la primera dedicada al artista kosovar Petrit Halilaj. Su trabajo está estrechamente ligado a su biografía, la historia reciente de su país y las consecuencias de las tensiones políticas y culturales en la región. Halilaj aborda temas como el hogar, la nación y la identidad cultural a través de diversos medios, desde el dibujo y la escultura al vídeo, la instalación e, incluso, la escritura. Para esta exposición, el artista ha hecho de su experiencia biográfica material artístico y ha convertido el espacio en un gran nido que conecta el interior con el exterior, a los visitantes con el entorno, abriendo ventanas e instalando estructuras y comederos que atraigan a las aves y otras criaturas que habitan el Parque del Retiro.

Los pájaros son un elemento recurrente en su trabajo, simbolizan la transgresión de los límites que el pensamiento moderno establece entre sujeto y objeto, cultura y naturaleza. Para algunas de sus obras ha recibido la ayuda de su compañero y artista Álvaro Urbano, haciendo así pública su intimidad y cobrando esta una dimensión social y política evidente, reclamando visibilidad y aceptación. A este respecto, es fundamental para el artista formular tensiones y traspasar los límites entre aquello que se hace público, que se considera aceptable o susceptible de atención, y lo que, por el contrario, es censurado o desdeñado. La exposición podrá visitarse hasta el 28 de febrero de 2021.

(A un cuervo y los huracanes que, desde lugares desconocidos, traen de vuelta olores de humanos enamorados en Palacio de Cristal – Museo Reina Sofía, Madrid. Desde el 17 de julio hasta el 28 de febrero de 2021)