Hace años que Pablo Gómez comenzó a digitalizar cintas Super-8 para recuperar recuerdos de toda la vida: bautizos, comuniones, excursiones, vacaciones…momentos sobre los que cualquier persona se siente identificado. Al ver los resultados, los autores de las cintas explicaron a Gómez lo que había detrás de cada historia filmada. Recopilando los testimonios y el material que le iba llegando, logró crear un archivo de cine doméstico con más de 15.000 metros de película. Este año, el fundador de la promotora cultural La Cinematográfica ha dado forma a este proyecto con la creación Museo Online de Cine Autobiográfico (MOCA).

Los organizadores de este museo, ya disponible en la red, irán publicando durante el 2020 las colecciones de las películas que ya tienen, además de las nuevas que vayan adquiriendo. Todas ellas comparten una premisa: el estilo autobiográfico, una manera de documentar la realidad que, en palabras de Gómez, tiene «algo de sanador» porque «siempre hay algo sobre lo que identificarse».

Bajo este razonamiento, Gómez ha querido llevar el proyecto más allá divulgando la obra de directores de cine que han trabajo con la historia familiar o personal, aunando así, la cultura popular con el arte contemporáneo. Para ello, el promotor de MOCA ha contado con la ayuda de la comisaria Xisela Franco, una cineasta que se ha basado en su propia experiencia (siguiendo, por lo tanto, el criterio autobiográfico) para articular el primer programa; su experiencia profesional en Toronto llevó a Franco a servir de altavoz de la obra de cineastas canadienses como Rick Hancox (exposición actual), Phill Hoffman, Tracy German, Charlie Egleston o Francis Duran con el arranque de MOCA. Las cintas propuestas, dos cada quince días, se podrán ver de manera gratuita durante seis meses.

En cuanto al formato de presentación del proyecto, el espacio virtual, Franco apunta: «Los cineastas se han desplazado hacia otros espacios y hacen exposiciones o expanden sus películas de la sala de cine tradicional» a otras zonas expositivas. En este caso, Internet ha posibilitado que los promotores de MOCA, Cafés Candelas y La Cinematográfica, «un cambio de espacio» en el sector.

Además de «dignificar las películas hechas desde lo más íntimo» ejerciendo la labor museística, MOCA profundizará en el «cine en primera persona» con otras dos propuestas: la convocatoria de dos becas artísticas de producción de obra audiovisual autobiográfica en febrero de 4.000 euros cada una y la organización de distintas jornadas que reflexionarán en torno a las formas audiovisuales del cine en primera persona.

(Museo Online de Cine Autobiográfico)