Las mujeres que retrata Nadia Lee Cohen son rotundas, sensuales y surreales. Con su cámara, Cohen las sitúa en plena escena americana: exteriores, donde las hieráticas modelos posan junto a grandes rótulos de marcas de consumo o supermercados, o interiores, clásicos hogares de zonas residenciales donde las retratadas interactúan con un teléfono, comida o productos de belleza. Ella también posa: siguiendo la estética que caracteriza a su obra, Cohen se disfraza de distintos personajes animando a la audiencia a absorber y contemplar su narrativa.

La obra de Cohen podrá verse desde el próximo viernes, 17 de enero, en el Centro Niemeyer de Avilés con Not a retrospective, la primera gran exposición individual de la fotógrafa tras su paso por La Térmica (Málaga). La muestra, comisariada por Mario Martín Pareja y seleccionada por la coordinadora de exposiciones fotográficas, Rosa Olivares, incluye casi medio centenar de fotografías de todas las series realizadas por Cohen hasta la fecha. Not a retrospective descubre la clave de gran parte de su trabajo: la capacidad de la artista para crear una yuxtaposición entre lo colorido y melacólico de su obra.

La artista Nadia Lee Cohen (Reino Unido, 1990) ha sido aclamada por el público y la crítica internacional desde que, con solo 22 años, ganase el Premio de fotografía Taylor Wessing 2012 y expusiera su obra en la National Portrait Gallery de Londres. La moda juega un destacado papel en su trabajo: tanto por su experiencia en el diseño como por su educación en el London College of Fashion, aunque Cohen admite estar más atraída por el cine (Alfred Hitchcock, John Waters, Stanley Kubrick y los hermanos Cohen) y la fotografía cinematográfica (Willian Eggleston, Philip DiCorcia, Cindy Sherman, Larry Sultan).

(Not a retrospective, en el Centro Niemeyer, Avilés. Del 17 de enero hasta el 29 de marzo)