La Galería Albertina de Viena ha inaugurado este mes de mayo la Albertina Modern, que nace con el objetivo de convertirse en uno de los mayores museos de arte moderno y contemporáneo del mundo. Para ello dispone de una colección de en torno a 60.000 obras (dibujos, acuarelas, grabados y fotografías) de 5.000 artistas en más de 2.000 metros cuadrados. La Albertina Modern se ha ubicado en la Künstlerhaus en la Karlsplatz, un edificio de exposiciones que se construyó en 1865 y que ha sido restaurado, modernizados y ampliado durante más de 3 años para albergar el museo. El origen de este museo se encuentra en la Colección Essl, que se unió a las colecciones de arte contemporáneo de la Albertina para crear este museo propio de arte contemporáneo bajo la dirección de la Albertina con Klaus Albrecht Schröder al frente.

En estas colecciones destacan obras de artistas como Arnulf Rainer, Maria Lassnig, Franz West, Erwin Wurm, Valie Export, Georg Baselitz, Anselm Kiefer, Markus Lüpertz, Jörg Immendorff, Günther Förg, Andy Warhol, Alex Katz, Eric Fischl, Robert Longo, Cindy Sherman, Sherrie Levine, Ross Bleckner o Michael Heizer, entre otros. La Albertina Modern se ha inaugurado con la exposición El inicio. El arte en Viena de 1945 a 1980, una revisión del arte austriaco durante esas tres décadas. Así pues, Viena suma un gran museo más que se une a otros como el Kunsthistorisches Museum, la Galería Belvedere o el Museo Leopold y que atesoran algunas de las mejores colecciones del mundo sobre la obra de artistas como Bruegel, Klimt o Schiele.