El MUSAC ya ha anunciado su programación para este 2019 en la que se incluyen nuevo proyectos expositivos como las muestras dedicadas a Channa Horwitz y Fátima Miranda o al arquitecto José Miguel de Prada Poole. Además, también se inaugurarán distintas exposiciones colectivas y, una vez más, se llevará a cabo la Convocatoria Laboratorio 987. Como viene siendo habitual, las exposiciones del museo se organizan en torno a bloques temáticos que se relacionan con cuestiones de actualidad en el ámbito del arte y la cultura contemporánea. El pistoletazo de salida será el 26 de enero con una programación artística en la que los sistemas comunicativos se abren y se adaptan a la visión del creador. De aquí parte la muestra colectiva El giro notacional, en la que unos 70 artistas extienden y transgreden el concepto de notación y sus funciones tradicionales. También ese día se presenta El factor ocho, una exposición dedicada a Channa Horwitz, artista ue produjo dibujos, pinturas, grabados y performances a partir de notaciones que expresan los conceptos de tiempo, duración, espacio y movimiento. Esta supone la primera muestra que se realiza de esta artista.

Por su parte, el Laboratorio 987 acogerá Soliloquium, un proyecto artístico de Miguel Ángel Rego, con el acompañamiento teórico de la psicoanalista Montserrat Rodríguez Garzo, que incide en la relación entre arte, ciencia, economía y otras producciones culturales. En la segunda parte del año, la atención se centrará en performance, feminismos y arquitectura. En junio arranca la exposición colectiva Hacer aparecer los cuerpos, que gira en torno a las implicaciones estéticas y políticas de la presencia del cuerpo en las performances durante el tardofranquismo. También en junio se inaugura la muestra dedicada a Fática Miranda, cuya investigación en torno a la voz y la música vocal mezcla tradición, lenguaje y poesía fonética para dar cuerpo a una inclasificable obra escénica y performativa.

Ya en septiembre se inaugura el último bloque que aborda la exploración de las prácticas artísticas feministas a través de la exposición colectiva Monocromo género neutro, que reúne el trabajo de un grupo de mujeres artistas que trabajaron la abstracción geométrica, racional y conceptual, un campo tradicionalmente reservado para el hombre. Por su parte, con la exposición dedicada a José Miguel de Prada Poole se explora la arquitectura y el urbanismo contemporáneos. Además, el Proyecto Vitrinas continúa con su trabajo de difusión a través de la muestra Documentación activa y el proyecto Te seguirá la ciudad: una historia contada con fotolibros, libros y no libros.