Le Bal ha presentado el trabajo fotográfico comprendido entre 1968 y 1992 del artista brasileño Miguel Rio Branco, una de las principales figuras del arte contemporáneo de su país, conocido mundialmente por sus instalaciones y obras multimedia. La exposición podrá visitarse hasta el 6 de diciembre de 2020 y conocer los primeros trabajos del artista. A los veinte años, Miguel Rio Branco estudió fotografía en Nueva York, cuya efervescencia alimentó sus derivaciones poéticas y sus primeros lienzos. Vivió en los barrios pobres del sudeste de Manhattan, el East Village y el Bowery, donde se mezclaban todas las influencias. Es aquí donde conoce a su compatriota Helio Oiticica, que está abierto a los experimentos más radicales. Del mismo modo, comenzaban a despuntar las innovaciones de Gordon Matta Clark. Todo esto, le influiría posteriormente a Rio Branco.

Tras su periplo en Nueva York, regresa a Brasil a instalarse con los investigadores de la esmeralda y, posteriormente, en el distrito del Pelourihno, en Salvador de Bahía, que entonces albergaba a familias desfavorecidas y a prostitutas. Es aquí donde Miguel Rio Branco captura los cuerpos, hombres o mujeres, su gloria o su cansancio, su modestia y sus exhibiciones, en marcos deliberadamente ajustados, donde el fondo pierde toda la profundidad. Sus imágenes se impregnan de una calidad onírica, sin evitar lo grotesco.

Miguel Rio Branco es miembro de Magnum Photos y su trabajo fotográfico se ha publicado en diversos medios y revistas como Aperture, Stern o Photo Magazine. Además, su obra ha sido objeto de numerosas exposiciones individuales en centros como el Art Institute de Boston, la Maison Européenne de la Photographie de París, el Kulturhuset de Estocolmo, el Museu de Arte de São Paulo o el Instituto Moreira Salles de São Paulo.

(Miguel Rio Branco. Fotografías 1968-1992 en Le Bal, París. Desde el 16 de septiembre hasta el 6 de diciembre de 2020)