El Museo Reina Sofía presenta D’apres, la exposición retrospectiva dedicada a Miguel Ángel Campano (Madrid, 1948 – Cercedilla, Madrid, 2018). Respetando sus ciclos creativos, que siempre incluían un «y después», un après , la muestra es el último proyecto en el que estuvo involucrado el pintor. Así, se yuxtaponen las distintas etapas de su producción artística y su universo particular. Una mirada que incluye las referencias al pasado y a otros artistas que le han marcado, como Eugène Delacroix o Nicolas Poussin. De ahí también el título de la exposición: D’après, esto es: «a la manera de», o «según».

La muestra refleja los distintos lenguajes que el pintor fue adoptando a lo largo de su carrera. Desde la abstracción de los años ochenta por su cercanía con el grupo de Cuenca, el desarrollo pictórico en grandes series como Vocales, donde a través de la sinestesia visual busca la forma plástica de un sonido vocal, o la mirada a los grandes maestros. Así,  Delacroix, Cézanne o Poussin son revisitados temáticamente, además de los genéros de la naturaleza muerta o el paisaje. Ya en los años noventa todas estas referencias visuales fueron dando paso a una etapa mucho más sintética, donde el negro sustituye al color y la geometría ocupa todo el lienzo. Esas estructuras tan rígidas poco a poco irán dando paso a unas formas más orgánicas, incluso a lenguajes más próximos a la instalación, como en el caso de Elías (d’après Daniel Buren), de 1996. Ya en la década de los 2000 Campano retomará el color, partiendo de estructuras retícula y trabajando en tejidos indios tipo lungui. En esta estapa Campano trabajará en composiciones cercanas al expresionismo, con las que homenajea a José Guerrero.

(Miguel Ángel Campano. D’apres en el Museo Reina Sofía. Desde el 6 de noviembre 20 de abril de 2020)