El Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC) ha inaugurado dos exposiciones: una dedicada a Soledad Sevilla y otra a Ana Barriga. La primera, titulada La Algaba, Vélez Blanco, El Rompido ha sido comisariada por Juan Antonio Álvarez Reyes y consta de tres instalaciones llevadas a cabo por Soledad Sevilla en distintos puntos geográficos de Andalucía entre los años 1990 y 2000. Ahora, estas han sido reconstruidas en la Zona Monumental del CAAC, concretamente en la iglesia, la Capilla de Colón y la Sacristía. Sevilla es una de las pioneras en España de este medio artístico y una de las que más ha desarrollado las posibilidades de la instalación. En los 60 inició su andadura en la pintura geométrica; su atención a la repetición, a la variación de módulos y líneas, a las formas y los entramados ha sido recurrente a lo largo de su trayectoria artística. Se ha convertido en elementos característicos dentro de su pintura y de algunas instalaciones de suelo e hilos. Su proceso creativo está basado en la contemplación del entorno y en la reivindicación de la mirada que inicia el análisis. Esta muestra recorre Andalucía mediante tres paradas geográficas que son también tres tipologías de instalaciones en relación con los espacios históricos para las que fueron concebidas. La primera de ellas parte de su experiencia espacial y sensorial en una almadraba abandonada de El Rompido; la instalación en el castillo de Vélez-Blanco se apoyaba en proyecciones que iban emergiendo conforme la oscuridad avanzaba y que ha sido reformulada para la exposición del CAAC; y, por último, las dos instalaciones con hilos de algodón blanco provienen de las que realizó en La Algaba.

Por su parte, Ana Barriga expone por primera vez en el CAAC con la muestra De animales a dioses, comisariada por Yolanda Torrubia y Juan Antonio Álvarez Reyes. Se trata de un proyecto específico realizado para el CAAC, en esta muestra se busca establecer una relación entre las distintas etapas históricas del Refectorio y la Capilla de la Magdalena de la antigua Cartuja Santa María de las Cuevas; primero como lugar donde se hallaban y utilizaban los objetos de cerámica, luego como fábrica de porcela y, por último, con la presencia de figuras de la cultura visual contemporánea. La exposición consta de un gran políptico formado por diez piezas pensadas para ser dispuestas a modo de retablo, acentuando el carácter religioso; la obra en sí es un retrato múltiple de 7 cabezas (de Eva y Adán a Trump y Zuckerberg).

(La Algaba, Vélez Blanco, El Rompido de Soledad Sevilla en el CAAC, Sevilla. Desde el 8 de marzo al 25 de agosto de 2019)

(De animales a dioses de Ana Barriga en el CAAC, Sevilla. Desde el 8 de marzo al 25 de agosto de 2019)