Este verano, el centro Jeu de Paume presenta  Les pieds dans l’eau, la primera exposición consagrada exclusivamente a la figura de Jean Painlevé, un cineasta de reputación internacional por sus experiencias fílmicas y técnicas cinematográficas. A su vez, fue un especialista de la documentación científica.

Asociado a las vanguardias, Painlevé utilizó el cine como una herramienta de exploración para revelar aspectos desconocidos y misteriosos de los organismos vivos. Acompaña al espectador con un relato descriptivo e informativo de los temas estudiados, mientras que en la mayoría de sus películas las imágenes alternan continuamente entre observaciones a escala real y análisis a escala microscópica.

 

Anémone de mer, 1929. ©Jean Painlevé

 

Durante el período de entregerras, su obra se mostró fuera del ámbito científico, en cines de vanguardia y cineclubes. Painlevé fue rápidamente reconocido y sus publicaciones en la prensa ilustrada de la década de 1930 contribuyeron a su notoriedad. Su actitud inconformista y su afinidad con el espíritu surrealista están sin duda en el origen del vínculo privilegiado que mantiene con el cine documental independiente.

 

A partir de los años 50, Painlevé y Geneviève Hamon, su compañera y colaboradora, realizaron un número importante de películas de investigación mientras que proseguía con su obra personal, nutrido por las investigaciones de los zoólogos y biólogos para los que trabajaban.

(Les pieds dans l’eau, en Jeu de Paume, París. Hasta el 18 de septiembre de 2022)