ZONA CRÍTICA

  • Sandra Gamarra, Museo del Ostracismo, 2017. Cortesía de la artista © Pablo Ballesteros
    • Las luchas del arte por el relato histórico

La Cartuja de Sevilla se convirtió en 1992 en un lugar muy popular para las personas que oyeron una y otra vez su nombre durante el tiempo que duró la Exposición Universal que se celebraba en la ciudad. Para quienes éramos entonces muy pequeñas…

Puedes comprar solamente este artículo aquí