La Cúpula del Centro Niemeyer acoge hasta el 6 de enero de 2020 la exposición La unidad dividida por cero, que reúne por primera vez la obra de Juan Genovés junto a la de sus tres hijos, Pablo, Silvia y Ana. En la muestra, que ha sido comisariada precisamente por Ana Genovés, se pueden ver casi medio centenar de obras que van desde la pintura al videoarte pasando por la instalación, la escultura y la fotografía y que exploran el hilo conductor que una las diferentes obras de los cuatro. Así pues, el recorrido incluye una selección de lienzos de Juan Genovés con los que aborda dos de sus temáticas más habituales: la geometría y el drama humano. También se puede ver la obra escultórica y las instalaciones de Ana Genovés, las fotografías de Pablo Genovés y las videocreaciones de Silvia Genovés, estas últimas aportando una visión crítica y humorística de la realidad. Así, se origina una exposición en la que las piezas son radicalmente distintas entre sí pero con hilos que se entrelazan y que conforman cuatro maneras singulares de ver el arte y entender el mundo.

El círculo de la muestra lo cierra la instalación titulada Abrazo/desAbrazo, una obra que ha sido creada específicamente para esta muestra en colaboración entre Juan, Pablo y Ana. Esta pieza toma como punto de partida El abrazo (1976), símbolo de la Transición, presentando una reproducción de este cuadro y, a su espalda, una adaptación de una fotografía de Pablo Genovés. Una metáfora del actual panorama político y social. Además, Juan Genovés ha creado la obra pública Transbase, y que con motivo de la exposición el artista donará a la Fundación Centro Niemeyer para ser instalada de forma permanente en la Plaza del complejo cultural. Esta escultura plasma una masa de personas que corren para reunirse en un foco central silueteadas sobre la gran estructura de acero pintado de blanco.

(La unidad dividida por cero en Centro Niemeyer, Avilés. Desde el 14 de junio hasta el 6 de enero de 2020)