Tras la visita del ministro de Cultura y Deporte se confirma la intención de invertir 12,5 millones de euros a lo largo de los dos años para poder rehabilitar el edificio. Además, el propósito del mismo es convertir la tabacalera en un centro de creación artística y de residencias. El ministerio ha puesto como ejemplo el Rijksakademie de Ámsterdam.

Paralelamente, se pondrá en marcha un programa piloto de residencias artísticas a la vez de un programa de actividades públicas abiertas al barrio de Lavapiés. Actualmente el edificio con más de 12.000 cuenta con un espacio autogestionado donde ya se realizan actividades públicas y una sala de exposiciones dependiente del ministerio.