La Virreina Centre de la Imatge (Barcelona) presenta La pisada del ñandú, una exposición colectiva que busca generar una contrahistoria de los cuerpos no binarios del sur global. Concebido a modo de ensayo visual, la muestra trata de registrar una pluralidad de voces y saberes que abordan la invención colonial de los cuerpos como un proceso de jerarquización de la piel, la sexualidad, el género y la identidad étnica, así como ciertas prácticas eróticas, visuales y espirituales. De esta forma, la exposición intenta reflejar las invocaciones contra los efectos del trauma colonial.

Una de las referencias narrativas de la exposición es la figura del alférez Erauso, quien en sus memorias (1626) relata una serie de acontecimientos violentos sobre los pueblos mapuches o quechuas, además de su propia experiencia, marcada por su marcha de España, donde practicaba como monja. Al llegar a Latinoamérica, Erauso recorrió numerosos territorios, buscando siempre un sentido de pertenencia y teniendo que enfrentarse a todos aquellos que le violentaban. La exposición está comisariada por Río Paraná (Mag De Santo & Duen Sacchi), y cuenta con artistas como Archivo de la Memoria Trans Argentina, Castiel Vitorino Brasileiro, Juan van der Hamen y León, Las Yeguas del Apocalipsis (Pedro Lemebel & Pancho Casas), Lukas Avendaño o Sebastián Calfuqueo.

La pisada del ñandú (o cómo transformamos los silencios), en La Virreina, Barcelona. Del 16 de julio al 17 de octubre de 2021)