La Galería Max Estrella de Madrid inaugurará el 30 de enero la exposición conjunta La Magdalena de Proust: Antropocentrismo cotidiano de los artistas Eduardo Basualdo, Diana Fonseca, Duane Michals, Hans Op De Beeck, Bernardí Roig y Erwin Wurm.

Como indica el propio título de la muestra, la filosofía que el escritor francés Marcel Proust desarrolló en Por el camino de Swann, articula el recorrido de la exposición: el poder de lo corpóreo para evocar el pasado, para provocar la conexión con los recuerdos estancados en la memoria. Esta es, también, la teoría de la que se sirve el antropocentismo cotidiano, una corriente que busca «la introspección navegando por la memoria corporal como recurso para referenciar el presente». «El encuentro con los objetos es imprevisible y ajeno a la nostalgia. Parte del paisaje diario, aquellos con un elemento detonador son los que motivarán la recuperación de esa parte de nosotros, que ahora pasará a incorporarse a nuestro presente», explica la galería en una nota de prensa.

La obra de los seis artistas que exponen desarrolla de diferente manera esta idea. Timo, la escultura de Hans Op De Beeck, representa a un niño jugando a las canicas a escala real; Headless, los dibujos de Bernardí Roig, plasman cuerpos desprovistos de cabeza; Giving one the finger, la pieza de Erwin Wurm, da visibilidad a miembros, brazos y dedos conectando con el tema central de la exposición; Grandpa goes to Heaven, la serie de Duane Michals, escenifica la muerte como el momento de tránsito a otro tipo de existencia; Degradaciones, piezas de Dinana Fonseca, nos referencia al impacto del paso del tiempo sobre la vida cotidiana y Corazón Frío, de Eduardo Basualdo, dirige nuestra atención hacia su atribución metafórica como repositorio de las emociones.

(La Magdalena de Proust: Antropocentrismo cotidiano, en la Galería Max Estrella, Madrid. Del 30 de enero hasta el 4 de abril de 2020)