Políticas de identidad, prácticas queer en el arte contemporáneo y violencia causada por la epidemia del SIDA. El Museo Renia Sofía acoge hasta el 30 de septiembre una retrospectiva de David Wojnarowicz (Nueva Jersey, 1954 – Nueva York, 1992), artista que desde finales de 1970 y hasta su prematura muerte a causa de complicaciones relacionadas con el VIH produjo un cuerpo de trabajo conceptualmente riguroso y estilísticamente diverso.

David Wojnarowicz. La historia me quita el sueño es una retrospectiva planteada como la gran reevaluación de la multifacética obra creativa del artista, escritor y activista desde la exposición de 1998 en el New Museum y la publicación de la detallada biografía de Cynthia Carr “Fire in the Belly: The Life and Times of David Wojnarowicz”, publicada en 2012. Las aproximadamente 200 obras que formarán la exposición se verán complementadas por una selección de retratos del artista tomados por su amigo y mentor Peter Hujar, así como fotografías que documentan sus pinturas en las paredes de los hoy desaparecidos muelles del río Hudson, además de una selección del extenso archivo del autor custodiado por la Fales Library de Nueva York.

 

La trayectoria de Wojnarowicz combina una variada pluralidad de formas, medios y dispositivos que van desde el uso de la fotografía como medio narrativo e histórico, el collage como soporte de crítica política apoyándose en la pobreza del propio medio, la adopción de la pintura como forma de explorar diferentes procedimientos alegóricos, o el uso del fotomontaje y el texto para abordar las políticas de identidad, las prácticas queer y la violencia causada por la epidemia del SIDA. El periodo maduro de Wojnarowicz da comienzo con una serie de fotografías y collages que funcionan como una suerte de homenaje a figuras de la contracultura como Arthur Rimbaud, William Burroughs o Jean Genet. Así mismo, a pesar de que en la escena artística de East Village era especialmente conocido por sus pintura mitológicas, Wojnarowicz fue poco convirtiéndose en una suerte de activista y representante de la comunidad afectada por el SIDA en un contexto en el que una gran cantidad de amigos y amantes morían de esta enfermedad ante un gobierno incapaz de reaccionar.

(David Wojnarowicz. La historia me quita el sueño en el Museo Reina Sofía, Madrid. Hasta el 30 de septiembre de 2019)