Ya han pasado 44 años desde que Marina Abramovic expuso por última vez de forma individual en Belgrado, ciudad en la que nació e inició su carrera. Hoy la capital serbia vuelve a disfrutar de su obra con The Cleaner, la primera gran retrospectiva europea de la artista performer que revisará cronológicamente cada una de las fases de su trayectoria profesional, desde principios de 1960 hasta la actualidad. La muestra, que tendrá lugar en el Museo de Arte Contemporáneo de Belgrado desde el 21 de septiembre de 2019 hasta el 20 de enero de 2020, contiene más de 120 obras de arte como pinturas, fotografías, películas o materiales de archivo. Entre las piezas expuestas se encuentran las antológicas de performance (Rhythms, 1973-1974; Lips of Thomas, 1975; Nightsea Crossing, 1982-1986), así como obras representativas del reciente trabajo de Abramovic (Balkan Baroque, 1997; The Casa con vista al mar, 2002; The Artist is Present, 2010). Además, como parte de la exposición, la artista ofrecerá una conferencia pública y una masterclass para jóvenes artistas locales.

Con The Cleaner Abramovic desmenuza el significado de la performance: un arte que «limpia», que posee la capacidad de cambiar la forma en que uno se experimenta a sí mismo, a los demás y al colectivo. Así, Abramovic da fe de una búsqueda constante de métodos y técnicas que liberan la energía de los humanos, los objetos y las acciones, transformando la manera en que cada individuo se relaciona con la vida. Artistas locales e internacionales realizarán diariamente distintas repeticiones de sus obras históricas en las que estará presente el concepto de «limpieza». De esta forma, el público de Belgrado contará con la oportunidad de asistir a repeticiones Art Must Be Beautiful, Artist Must Be Beautiful (1975) Breathing In / Breathing Out (1977) o AAA-AAA (1978). Algunas requerirán la participación activa de la audiencia.

Marina Abramovic (Belgrado, 1946) es una de las mejores artistas de performance y una figura notable en el mundo del arte contemporáneo. Es la única representante de la generación de artistas radicales de la década de 1970 que todavía está activa en el campo del arte escénico. A lo largo de su carrera, empujó sus límites físicos y mentales explorando los temas de la transfiguración emocional y espiritual, creando algunos de los actos de actuación más fascinantes hasta la fecha.

(The Cleaner en el Museo de Arte Contemporáneo de Belgrado, Serbia. Desde el 21 de septiembre de 2019 hasta el 20 de enero de 2020)