El proyecto empezó en 2017, pero es ahora cuando por fin comienza a tomar forma. La Fundación Sandretto se establece en Madrid, con un programa de exposiciones y otro educativo para jóvenes comisarios. El proyecto se enmarca dentro de la Fundación Sandretto Re Rebaudengo Madrid, una emancipación de la sede homónima de Turín, que comparte una misma misión: la difusión del arte contemporáneo y el fortalecimiento del tejido cultural. La actividad de la Fundación no sólo engloba exposiciones, sino también talleres, con el fin de promover el acercamiento del arte contemporáneo a todo tipo de público. El bloque profesionalizante se dirige a jóvenes comisarios mediante la habilitación de una residencia, cuyo objetivo es impulsar la carrera de profesionales que están comenzando su andadura en el sector. Este programa también contempla el contacto con jóvenes artistas españoles, para de esta manera reforzar y visibilizar la escena artística española.

Inicialmente la sede de la Fundación en Madrid iba a estar ubicada en la nave 9 de Matadero Madrid (una cesión durante cincuenta años que aprobó el equipo del Manuela Carmena). Sin embargo finalmente este proyecto no pudo materializarse por imposibilidad de reformas arquitectónicas (la nave está protegida, igual que todo el complejo de Matadero Madrid). En el desayuno que se ha ofrecido hoy en la sede de la Fundación Fernando de Castro  se ha presentado el inicio de sus actividades en Madrid, con la presencia de Patrizia Sandretto, el comisario Hans Ulrich Obrist e Ian Cheng. El artista estadounidense ha presentado la muestra Emissaries, que continúa su labor dentro del campo de la inteligencia artificial. La muestra podrá verse hasta el 21 de marzo de 2020. Emissaries es una trilogía de simulaciones producidas por ordenador que a través de múltiples modelos de inteligencia artificial recrea ciertas sensaciones de confusión, ansiedad y disonancia cognitiva. Proyectado en enormes pantallas, el espectador se sumerge en un universo narrativo de ficción estructurado en tres momentos distinto del pasado y el futuro de la evolución. No es la primera vez que la Fundación Sandretto Re Rebaudengo inaugura una exposición vinculada a su colección. En el año 2000 tuvo lugar la exposición Identidades futuras. Reflejos de una colección. También en 2003 el IVAM de Valencia acogió la exposición fotográfica Imágenes de nuestro tiempo.  Por otra parte, Maurizio Cattelan, artista también vinculado a sus fondos, protagonizó una exposición monográfica en el CAC de Málaga.

Durante el encuentro, la fundadora y presidenta, Patrizia Sandretto Re Rebaudengo ha insistido en su apuesta por la capital española. No tener (de momento) una sede fija no es inconveniente para comenzar a impulsar su programa de actividades: «Ya hemos comenzado nuestro trabajo en España. Además del programa inicial, el equipo de la Fundación trabaja para presentar artistas emergentes y generar nuevas oportunidades para los artistas españoles trayendo a comisarios internacionales a la ciudad y en toda España, dos de nuestros objetivos esenciales», afirma. Respecto a las insistentes preguntas sobre un espacio físico definitivo, se muestra confiada: «Llevamos meses cooperando y confiamos que en un futuro próximo dispongamos de un emplazamiento definitivo para nuestros proyectos en Madrid». Por otro lado, había otra pregunta inevitable: el coronavirus y su posible repercusión en eventos de escala internacional como ARCO. Ante esto se ha mostrado cauta, y ha señalado que, aunque es atrevido hacer predicciones, es verdad que existe cierta preocupación lógica en el sector, ante acontecimientos como la cancelación de Art Basel Hong Kong por la posible propagación del virus. Reiterando su compromiso con el tejido artístico español, también ha mostrado interés por la exposición de Teresa Solar en la Galería Travesía Cuatro y por adquirir obras para la Fundación en su recorrido por ARCO. Un interés que se pone de manifiesto en el programa para jóvenes comisarios que impulsa la Fundación Sandretto Re Rebaudengo, Young Curators Residency Programme, coordinado por el curador Alejandro Alonso Díaz. Los artistas seleccionados han sido Marta Cacciavillani (Italia), Laura Plant (Gran Bretaña) y Lxo Cohen (Países Bajos/ Gran Bretaña). Los tres disfrutarán de una estancia en España en la que además de presentar una exposición final con el resultado de esta experiencia conocerán de cerca las instituciones y los agentes del sector.

(Emissaries, de Ian Cheng, de Fundación Sandretto Re Rebaudengo Madrid. En la sede de la Fundación Fernando de Castro, C/ San Mateo, 15, Madrid. Hasta el 21 de marzo de 2020)