Llegamos al final del año y como es costumbre, las instituciones comienzan a desvelar sus programaciones para 2021. Este ha sido el caso de la Fundación MAPFRE, que presenta su próxima programación cargada de nombres ilustres del arte de los siglos XIX y XX, que van desde Giorgio Morandi o Alekséi von Jawlensky a Joan Miró o Claudia Andujar. La directora del área de Cultura, Nadia Arroyo, subraya los esfuerzos por sobreponerse a la complicada situación sanitaria, mostrando la intención de proporcionar la máxima seguridad al visitante. Además, la fundación tomará un carácter más transversal, para adaptarse a los tiempos cambiantes que vivimos, lo que vemos en la inclusión de artistas contemporáneos en la programación, como Tomoko Yoneda o la misma Claudia Andujar, así como la contratación de un programador digital para cada exposición, quienes crearán contenido para las redes sociales y web que complementen el discurso de sala.

El año iniciará en Madrid con la retrospectiva del pintor ruso Alekséi von Jawlensky, artista pionero en la abstracción. Paralelamente, se presentará el trabajo de Tomoko Yoneda, generando un extenso recorrido por su práctica con menciones especiales a sus series de la Guerra Civil y sus “diálogos” con Albert Camus. En Barcelona se continúa con la programación del Centro de Fotografía KBr Fundación MAPFRE. Reuniendo alrededor de 300 fotografías, la muestra enfatiza el enfoque social de la artista, que intenta vincularse con su mundo desde el compromiso. El curso continúa en la capital catalana con las exposiciones dedicadas al norteamericano Garry Winogrand y Nicholas Nixon. La sede madrileña contará, por su parte, con Bill Brandt y Miró: Poema, que desarrolla la relación del pintor con la poesía. 

Para finalizar 2021 la Sala Recoletos (Madrid) recorre el trabajo del pintor italiano Giorgio Morandi, exposición en la que se enfrentará su obra a piezas de otros artistas contemporáneos. La segunda cerrará con la mayor retrospectiva hasta la fecha de la fotógrafa Judith Joy Ross, donde se expondrá el archivo fotográfico de la artista estadounidense. Paolo Gasparini será el encargado de concluir la programación en Barcelona, consolidando su obra como una de las que mejor ha plasmado las tensiones culturales de América Latina.