Veinte años después de su muerte, el Patio Herreriano (Valladolid) rinde homenaje a Juan Muñoz, uno de los escultores españoles más relevantes del arte reciente. Tres imágenes o cuatro es el título de la exposición que reúne piezas de colecciones públicas y privadas, con el objeto de plantear un diálogo entre su escultura y la singular arquitectura del museo. A lo largo de su breve carrera, Juan Muñoz cultivó las relaciones entre obra y espectador, objeto y mirada, centrándose en la representación de la figura humana.

Juan Muñoz: obra, espectador, espacio

Este vínculo entre escultura y arquitectura se ha trabajado a partir de conversaciones con el arquitecto Juan Carlos Arnucio, gran conocedor del trabajo del arquitecto barroco Francesco Borromini, una de las grandes inspiraciones de Juan Muñoz. La tradición barroca italiana constituyó una referencia central en su obra, ya que le interesaba cómo se planteaban las relaciones del ser humano con el propio espacio y las formas en que puedan percibir los distintos elementos del mismo. La obra Pieza escuchando la pared, por ejemplo, evidencia esta singular posición de las esculturas sobre el espacio arquitectónico, en este caso, el claustro del museo.

Juan Muñoz, Conversation Piece ((Hirshhorn)

La producción de Muñoz coincide en el tiempo con un regreso de la escultura occidental a la representación. Tras décadas de minimalismo, arte povera o land art, la escultura recuperó la figura humana, pero esta vez despojada de su tradicional pedestal, para incluirla en el espacio expositivo y hacerla interactuar con los cuerpos de la audiencia. Y es esta reflexión sobre la posición del cuerpo y la mirada en el espacio lo que caracteriza el trabajo de Juan Muñoz, que para ello emplea recursos teatrales. Sus obras suelen consistir en esculturas dispuestas en diferentes puntos del espacio que dialogan entre sí, metiendo así al espectador en la encrucijada de querer o no formar parte de tal escena, lo que vemos en piezas como Conversation Piece (Hirschhorn), presente en la exposición.

Otra inauguración: Turno de réplica 

Además de la muestra dedicada a Juan Muñoz, el Patio Herreriano ha inaugurado Turno de Réplica. Construcción/Composición, exposición que continúa el trabajo de recontextualización que lleva haciendo el museo alrededor de su colección de arte contemporáneo. En esta ocasión, se quieren presentar las drásticas transformaciones que asuntos germinales en toda creación como la reflexión en torno al plano, la forma, el volumen o el espacio han sufrido y sufren en nuestro tiempo, a la luz del advenimiento de la tecnología digital, de las nuevas relaciones entre continente y contenido en el ámbito de lo expositivo y de la nueva performatividad de las obras de arte.

(Tres imágenes o cuatro. Juan Muñoz, veinte años y Turno de réplica. Construcción/Composición, en Patio Herreriano, Valladolid. Del 18 de septiembre de 2021 al 16 de enero de 2022).