El Museo Reina Sofía (Madrid) presenta la segunda exposición individual de Alejandra Riera en el centro. Tras la muestra poética(s) de lo inacabado, que tuvo lugar en 2013 dentro del marco del programa Fisuras, la artista argentina propone, como indica el título, una «tentativa de hacer lugar» a partir de su reflexión acerca de la colectividad en forma de un jardín en movimiento.

En 2017, Alejandra Riera inició el colectivo Jardín de las mixturas, un grupo integrado por personal del museo junto con personas ajenas al mismo, que tenía como objetivo plantear diversos modos de relacionarse con los elementos no humanos que existían en el jardín del antiguo hospital, apuntando a las formas de convivencia entre nosotros, los humanos, y el resto de entidades no humanas que pueblan y han poblado el jardín. Este grupo constituye uno de los «lugares de ensayos» con los que lleva Riera trabajando desde hace décadas, actualizando su peculiar forma de aproximarse a la práctica artística como una actividad colectiva.

Jardín de las mixturas. Tentativas de hacer lugar no es una retrospectiva al uso del trabajo de Alejandra Riera, sino que despliega gestos y cuestionamientos que emergen de los archivos de estos lugares de ensayo con los que lleva trabajando la artista. Los lugares de ensayos son como lugares refugio, imaginarios y reales, son tentativas de comprender y relacionarse con la vida, la historia y su complejidad. Adoptan formas que van desde las maquetas, los entretejidos de textos e imágenes hasta los films-documentos, gestos y maneras de practicar un “cinema-experiencia”.

La muestra, de esta forma, no se construye como un espacio y temporalidad cerrado, sino que abre su proceso y metodología para ofrecer un conjunto de lugares y recorridos alternativos a través del trabajo de Riera. Así, se proponen tres lugares diferentes dentro del museo, que se podrán recorrer sin un orden prefijado. El jardín no solo ha sido el escenario de trabajo del colectivo formado por Riera, sino que ahora también se pueden ver algunos de los testimonios generados durante su proceso de trabajo. Por otro lado, las salas subterráneas del museo recuperan el trabajo que Riera realizó para la sala de bóvedas en su exposición en 2013, abriendo un hueco en uno de los muros para que pudiese entrar aire y luz al espacio. Por último, la planta tercera del Edificio Sabatini exhibe algunos de los lugares de ensayos de Riera junto con otras obras suyas.

(< Jardín de las mixturas. Tentativas de hacer lugar, 1995 -… >, en Museo Reina Sofía, Madrid. Del 4 de mayo al 5 de septiembre de 2022)