El 3 de abril la Galería Max Estrella arrancaba un proyecto privado, particular, personal…íntimo. ¿La duración de la propuesta?, hasta que finalizase el estado de alarma, una fecha que aún nadie es capaz de determinar con rigurosidad. Con Íntimo, la galería invita al internauta a adentrarse a una suerte de exposición virtual compuesta por el trabajo de distintos artistas a los que han dado carta blanca para la creación; libertad absoluta para imaginar desde sus lugares de confinamiento una propuesta artística.

Por el momento se puede ver la obra de una quincena artistas, distintas propuestas que, aunque íntimas e individuales, quedan ligadas por su origen y contexto: la obligada situación de confinamiento. Aitor Ortiz fue el encargado de inaugurar la muestra. Lo hizo con un vídeo en el que una mosca recorre los bordes de un cubo transparente. El animal, encerrado, no intenta volar, solo anda rápido y choca con las esquinas. Catorce proyectos después encontramos la última propuesta: una grabación de pantalla con la que la artista Hisae Ikenaga demuestra cómo la cámara de Google Translate también permite el juego. «El uso imprescindible de esta herramienta, ya que los deberes son en lenguas que no dominamos, me llevó a descubrir, junto a mis hijas, un juego infinito; palabras que se traducen, que pierden su sentido, que se mueven si movemos la mano y que dependiendo del soporte del que partamos pueden ser de lo más absurdas», explica.

Aunque de vuelta a la «nueva normalidad», el estado de emergencia sigue vigente. Por ello, la galería seguirá alimentando este espacio de reflexión semanalmente para, con arte, acompañarnos desde nuestros hogares. Por el momento puede verse la obra de: Aitor Ortiz, Eugenio Ampudia, Bernardí Roig, Nacho Martín Silva, Markus Linnenbrink, Val del Omar, Marco Godoy, Almudena Lobera, Daniel Canogar, Hyper Studio, La Ribot, Leyla Cárdenas, Duane Michals, Rafael Lozano-Hummer y Hisae Ikenaga.

(Íntimo puede verse en la página web habilitada por la Galería Max Estrella)