La Sala Amadís de Injuve presenta la última exposición colectiva con los artistas beneficiarios de las Ayudas Injuve para la Creación Joven 2019-2020. Comisariada por Beatriz Alonso, la muestra sorprende por configurar el espacio de una manera bastante coherente y taimada para ser una colectiva resultado de una convocatoria, donde muchas veces la disposición de las obras, por sus grandes diferencias formales, acaba cayendo en un pequeño desorden o batiburrillo. La calidad de los artistas siempre está ahí, sin embargo, en esta ocasión el diseño de la propia exposición realza sobremanera las individualidad y propiedades compartidas de todas las obras. A cargo de Paula García Masedo, el espacio ha sido configurado con gran gusto, permitiendo un recorrido fluido y detenido por cada pieza, dejando respirar sin alargar demasiado el tiempo de observación de cada proyecto. En este sentido, la exposición termina siendo bastante fresca para este subgénero tan visto en los últimos años. Pero, además, la selección de artistas parece hecha exclusivamente para convertirse en exposición, ya que vemos bastantes conexiones conceptuales y temáticas entre ellos.

Este es el año de explorar el espacio urbano. Como ya hemos visto en otras exposiciones del 2020, como Evocar un fragmento urbano, en la misma Sala Amadís, Doce fábulas urbanas en Matadero Madrid o Aragón Park, el arte actual está muy interesado en las posibilidades que nos da la reflexión del espacio urbano. En un panorama donde lo público desaparece e incluso la propia calle se cierra al público, los artistas jóvenes han hallado un campo de experimentación donde representar problemáticas como la especulación urbanística, la carga emocional de los espacios o las relaciones entre arquitecturas urbanas y nuestros cuerpos. Pero también ha sido el año del escapismo rural, de un cierto romanticismo que se mezcla con el folclore más auténtico, que es renovado por una buena parte de la generación actual. En la exposición, estos dos abanicos temáticos se extienden por el espacio, reconfigurado la visión contemporánea de lo cotidiano, o costumbrista incluso. Los artistas seleccionados en la muestra son Bartlebooth (Antonio Giráldez López y Pablo Ibáñez Ferrera), Bosque Real, Alejandro Cabrera, Lorenzo García-Andrade, Ángela Jiménez Durán, Jaime de Lorenzo, Aida Navarro Redón, Leonor Martín Taibo y Alejandro Sánchez, Mercedes Pimiento y Vendedores de Humo (Pablo Santacana y Marta M. Legido).

(Exposición Ayudas Injuve Artes Visuales 2019-2020, en Sala Amadís. Del 28 de enero al 16 de abril de 2021).