La Fundación Tàpies de Barcelona ha inaugurado dos nuevas exposiciones de artistas internacionalmente reconocidos. Las dos individuales muestran el trabajo de John Akomfrah por una parte, y, por otra, a Shuruq Harb. Este 2021 la fundación cumple 30 años, por lo que han querido traer a creadores que no solo sean voces poderosas del panorama internacional, sino también ofrezcan miradas frescas y fuera de los parámetros hegemónicos de representación.

Vertigo Sea es el título de la muestra dedicada a John Akomfrah, artista que principalmente trabaja con video. Para esta ocasión, ha traído una instalación con tres videos que reflexionan sobre la relación de la humanidad con el mar. La obra es una narración sobre el ser humano y la naturaleza, sobre la belleza, la violencia y la precariedad de la vida. Plantea las cuestiones de la migración, de la historia de la esclavitud y la colonización, de la guerra y el enfrentamiento, y aborda las preocupaciones ecológicas actuales.

La otra exposición es The Jump, de Shuruq Harb, quien explora los terrenos psicológicos de saltar al vacío, su potencial sentido de la libertad cósmica, la emoción física, la suspensión y el final definitivo. La película que protagoniza la muestra está narrada por una voz robótica que nos guía a través de tomas vertiginosas del paisaje mientras especula sobre las condiciones que rodean el salto de un hombre palestino al Mediterráneo.

(Vertigo Sea, de John Akomfrah, en Fundación Tàpies. Del 5 de febrero al 6 de junio de 2021).

(The Jump, de Shurug Harb, en Fundación Tàpies. Del 5 de febrero al 28 de marzo de 2021).