La Galería Juana de Aizpuru de Madrid acoge desde el 9 de enero la exposición de Cristina García Rodero, Holi, la celebración del amor. Con este trabajo, la primera fotógrafa española de la Agencia Magnum consigue capturar un abanico de colores que dotan a la escena de energía y positividad: en las 24 imágenes del recorrido, los indios se lanzan polvos de colores para desear amor, fortuna y vitalidad a la vez que danzan y cantan por la calles y templos del país.

Con esta muestra, que podrá verse hasta el 20 de febrero, la fotógrafa ha seguido en su línea de trabajo caracterizada por plasmar ritos religiosos y paganos. «En el Norte de la India conmemoran el amor divino de Rada por Krishna. Las mujeres juegan a golpear a los hombres que se protegen con escudos para recrear el enfado de la diosa por las travesuras de Krishna», explica la artista.

Cristina García Rodero (Puerto Llano, 1949) es licenciada en Bellas Artes en la Universidad Complutense de Madrid. Desde finales de los años 60 se dedica a la fotografía de forma profesional. Ha realizado trabajos de investigación sobre fiestas, ritos y tradiciones en diferentes países, desde España hasta Cuba, Alemania o Haití. Ha ganado el premio Eufene Smith de Nueva York en 1989, el World Press Photo en 1993 y el Premio Nacional de Fotografía en 1993, entre otros. En 2005 consiguió entrar a formar parte de la agencia fotoperiodística Magnum.

(Holi, la celebración del amor, en la Galería Juana de Aizpuru, Madrid. Del 9 de enero al 20 de febrero)