La Galería Elba Benítez acoge hasta abril la muestra individual del artista argentino Guillermo Kuitca, considerado uno de los pintores más destacados de América Latina. Comisariada por Sonia Becce, la exposición incluye pinturas realizadas en los últimos años, así como nuevos dibujos hechos especialmente para esta ocasión. Guillermo Kuitca ha mantenido un interés sostenido por el espacio y la cartografía como campos de experimentación pictórica, a lo largo de una extensa carrera de más de cuarenta años.

Igual que el ADN, los mapas, abstracción de un territorio, concentran la representación de una fracción particular del mundo. Kuitca comenzó a trabajar con ese material en 1987, cuando por primera vez proyectó un plano de Praga sobre la pared de su taller y se entusiasmó con la potencia del resultado. Movido por una curiosidad creciente, se hizo de una profusa colección de guías para viajeros, que manipuló hasta desmantelarlas. En esos años era frecuente ver en su mesa del taller varios mapas abiertos, salpicados de pintura, ajados de tanto doblarlos y desdoblarlos. Los mapas de Kuitca no son aptos para orientarse, sino más bien para extraviarse: los recortes geográficos que selecciona para sus cuadros son arbitrarios, de lugares casi siempre remotos, que probablemente nunca haya visitado y que casi siempre dejan afuera cualquier ciudad o territorio que pudiese tener un interés turístico o alguna excusa afectiva. A veces la desorientación no es sólo cartográfica, sino que es el resultado de operaciones artísticas radicales, como cuando en un mapa de rutas reemplazó todos los nombres de ciudades por uno de su invención: San Juan de la Cruz. Un recorrido claustrofóbico, en el que, parta uno de donde parta, siempre llega al mismo lugar. Entre 1987 y 1993, los mapas, y también algunas series anteriores, se expandieron siguiendo un efecto de alejamiento progresivo del punto de vista. En un retrozoom, el artista parte de la cama, un leitmotiv presente desde 1982, sigue con las plantas de apartamento, planos de ciudades, hojas de ruta, para concluir en una pintura de las configuraciones estelares.

(Guillermo Kuitca en la galeríba Elba Benítez, Madrid. Hasta abril de 2019)