El Museo Artium realizará este año una amplia reflexión sobre las prácticas artísticas y culturales que tienen lugar en el País Vasco en las décadas de los ochenta y noventa, un periodo marcado por profundas transformaciones sociopolíticas que han configurado, en gran medida, nuestro presente. Para ello, cuenta hasta el 30 de agosto con la exposición Juan Luis Moraza. Gordailua 1987-1988, con obras de su colección; trabajos que pronto se constituyeron como uno de los casos de estudio que en su especificidad podría aportar una reflexión compleja sobre los lenguajes y discursos artísticos que definieron la época. Esta muestra presenta algunas de sus piezas de 1987 y 1988, además de Moldes para la oscuridad, Negaciones ARLMA, esta última de 1989 y que consiste en una serie de obras en acero de estructura tubular. La muestra toma como arco temporal estos dos años, que coincide con la disolución del colectivo CVA.

Las obras que se muestran ahora en Artium rara vez han sido expuestas y se presentan junto a una cantidad ingente de material asociado: dibujos, diagramas, textos y distintos objetos seleccionados por el autor. La exposición, además, incorpora una selección de 80 títulos de la biblioteca del artista que señala quiénes fueron sus interlocutores en la época y subraya su perfil como pensados y teórico del arte, alguien acostumbrado a explicar el proceso cognitivo por el que atraviesa.

(Juan Luis Moraza. Gordailua 1987-1988 en Museo Artium, Vitoria. Desde el 11 de enero hasta el 30 de agosto de 2020)