La sala Kubo Kutxa ha reabierto este 4 de septiembre con una exposición dedicada a Juan Luis Goenaga y que podrá verse hasta el 10 de enero de 2021. Con esta muestra se recorren cinco décadas de la producción del artistas vasco, en la que muestra su inmersión en una naturaleza misteriosa vinculada, a menudo, a la herencia ancestral. No obstante, también ha explorado otras vías argumentales como la figura, el medio urbano y el erotismo. Goenaga ha investigado caminos contradictorios, ha alternado la monocromía y el color… todo ello entre naturalismo, informalismo y su esencia expresionista.

La exposición se articula en siete espacios (seis dispuestos en orden cronológico y un último independiente, centrado en su producción sobre papel) que permiten descubrir la diversidad y la coherencia de una obra en la que se entrelazan el contacto directo con el paisaje, los emplazamientos y la historia subyacente en ellos, las lecturas científicas y literarias, las vivencias personales y el acervo cultural y artístico. Profundamente identificado con los creadores del pasado, asimila aquellos conceptos o recursos que se adecuan a su sentir, y los condensa en su propia obra con libertad. Goenaga ha transitado a lo largo de su carrera entre abstracción y figuración.

(Goenaga en Sala Kubo Kutxa, San Sebastián. Desde el 4 de septiembre hasta el 10 de enero de 2021)