Diez años después de De capo, la retrospectiva que el MACBA dedicó a Francesc Torres y por la que recibió el Premi Nacional d’Arts Visuals (2009), el artista y el museo se reencuentran para afrontar el reto de exponer un archivo personal convertido, ahora, en instalación artística. Resultado de este esfuerzo es la muestra La campana hermética. Espacio para una antropología intransferible, una propuesta comisariada por Antònia M. Perelló que parte de una investigación sobre los procesos creativos, los objetos como testimonio de vivencias personales y como documento antropológico. Francesc Torres (Barcelona, 1948), pionero del lenguaje de la instalación multimedia, ha reflexionado críticamente a lo largo de toda su trayectoria artística sobre las distintas manifestaciones de la cultura, la política, la memoria y el poder. En esta ocasión, la instalación que acoge el MACBA remite al espíritu de los «gabinetes de maravillas» de la Europa del siglo XVI y reúne más de 3.500 objetos, documentos, juguetes y materiales diversos que el artista ha ido acumulando a lo largo de su vida. El conjunto se presenta, así, como materia primigenio de su arte y pone de manifiesto el potencial simbólico y la capacidad de originar pensamiento abstracto que poseen estos objetos.

Francesc Torres

La campana hermética. Espacio para una antropología intransferible se enmarca dentro del programa de adquisición de archivos personales que el MACBA está llevando a cabo. Esta nueva instalación ha sido creada ex profeso para el espacio expositivo de la torre del MACBA. El punto de partida de la muestra es una pintura de Santiago Ydáñez realizada a partir de una foto de la Conferencia de Yalta de 1945; Ydañez incluye un retrato de Francesc Torre –el todavía no había nacido– junto a Molotov y Stalin. Una vez el visitante se introduce en la instalación, la sensación es verdaderamente de estar entrando dentro del cerebro del artista, teniendo la oportunidad de navegar por su imaginario y atender a aquellos sedimentos de la memoria y objetos aparentemente banales pero que son susceptibles de desencadenar el pensamiento crítico. Aunque la cantidad de relaciones y clasificaciones que permite la muestra de este archivo personal, se ha realizado una clasificación a través de cuatro conceptos que no actúan de manera aislada, sino que se relacionan entre sí: la historia, la memoria mediatizada por restos procedentes de conflictos bélicos, juguetes y herramientas de aprendizaje de los patronesc culturales hegemónicos de cada generación.

(La campana hermética. Espacio para una antropología intransferible de Francesc Torres en el MACBA, Barcelona. Del 10 de marzo al 11 de septiembre de 2018)