La Galería La Caja Negra inaugura este 23 de enero la exposición Antonio Saura. Foto-grafia, 1962 que podrá verse hasta el 28 de marzo. El título de la muestra alude al nombre como registró el artista en su bitácora estos trabajos realizados a principios de los años 60. Estas obras inéditas se tratan de superposiciones sobre fotografías intervenidas que muestran una gran capacidad innovadores y experimental dentro de su trayectoria. Tras diluirse el grupo El Paso en 1959, Saura comenzó varios proyectos nuevos: abandonó el uso exclusivo del blanco y negro, inició nuevas series sobre lienzo y sobre papel, realizó varias esculturas y los primeros aguafuertes y serigrafías. La serie Foto-grafía da la dimensión de un Saura polifacético que atiende a la vez a trabajos de diferente signo que abarcan la propia dinámica de su evolución pictórica, la denuncia social y la investigación sobre soportes distintos.

Estas intervenciones sobre diapositivas son superposiciones cercanas al grafitti, ya que a partir de negativos desechados tomados por el propio artista, en los que a veces se trata de tomas banales de espacios de la ciudad, (muros, cierres metálicos, un puente), otras de pinturas y otras que desaparecen y son destrozadas en un trabajo de desmaterialización de la imagen y su sustitución por amalgamas orgánicas o personajes vagamente apuntados. Para la exposición se ha realizado una edición de ocho ejemplares de la serie de los que únicamente cuatro se pondrán a la venta.

(Antonio Saura. Foto-grafía, 1962 en Galería La Caja Negra, Madrid. Desde el 23 de enero hasta el 28 de marzo de 2020)