«La comedia depende de una ruptura con el orden racional.
Disloca perspectivas y yuxtapone acciones separadas como si se correspondieran.
La sensación desorienta, crea patrones de mosaicos aleatorios y capas inquietantes.
El sinsentido tiene el poder de deconstruir.»
Melanie Smith

El MUAC acoge hasta el 6 de octubre la muestra Melanie Smith. Farsa y artificio, una exposición comisariada por Tanya Barson que se organiza a través de siete núcleos temáticos que recorren la trayectoria de la artista visual desde principios de los noventa hasta la actualidad y que ya pudo verse en el MACBA. Farsa y artificio, con más de 120 obras de la artista, es la exposición de mayores dimensiones que se ha llevado a cabo en Europa en torno a Melanie Smith. La artista, nacida en Reino Unido en 1965, vive y trabaja en Ciudad de México (en 2011 llegó a representar al Pabellón de México en la Bienal de Venecia), un contraste entre país de origen y de adopción que está muy presente en su trabajo. La muestra, además, viajará después al Museo Amparo.

La exposición toma su título de la obra de Smith Farsa y artificio (2006), una instalación que incorpora múltiples pinturas colocadas una frente a otra. Esta obra plantea temas e intereses recurrentes en su obra como las relaciones entre modernidad y su reclasificación. En su trabajo, Smith despliega un juego continuo entre farsa (en el sentido de lo absurdo, burla o parodia) y artificio (entendido como artificialidad y engaño y, en última instancia, como el «artificio de la razón») y aplica estos conceptos a la sociedad contemporánea y lo que se ha denominado «modernidad barroca».

Melanie Smith. Farsa y artificio yuxtapone obras de distintos momentos que evidencian las continuidades de motivos recurrentes en toda su producción. Se estructura en siete núcleos temáticas: Abstracción, un recurso para hablar de los fracasos de la estética de la modernidad y que es visible en obras como Estadio Azteca. Proeza maleable (2010); Urbano, capítulo que explora la megalópolis de Ciudad de México a una escala micro y macro; Color, presente desde su perspectiva intensificada, sintética o química con la finalidad de obtener una experiencia fenomenológica del mismo. Un aspecto visible en obras como Bulto (2011). Se suma a estos apartados Cuerpo, elemento presentado como algo absurdo y grotesco debido a la influencia de las ideas procedentes de la teoría carnavalesca postulada por el teórico ruso Mijaíl Bajtín.

Otro  de los núcleos temáticos que estructuran la muestra es Arqueología, una arqueología de la modernidad y de las historias del colonialismo económico e imperial desde la perspectiva presente. En este sentido, piezas como Irreversible/Ilegibilidad/Inestabilidad (2012) formarían parte de este capítulo; Naturaleza, con obras como Xililtla. Desmantelado 1 (2010) o Fordlandia (2014), es una sección que se presenta como contrapunto de lo urbano y que permite reflexionar sobre el colonialismo, la modernidad industrial y la degradación medioambiental en la era de la globalización. Por último, Escala es el capítulo que cierra la muestra y en el que los contextos natural y urbano dan ocasión de experimentar con extremos de escala y percepción.

(Melanie Smith. Farsa y artificio en el MUAC, Ciudad de México. Desde el 25 de mayo hasta el 6 de octubre de 2019)