Ha fallecido a los 91 años el compositor Josep Maria Mestres Quadreny. Así ha sido notificado mediante un breve comunicado por la Fundació Joan Brossa de la que fue presidente hasta 2017. La carrera de Josep Maria Mestres Quadreny es una trayectoria marcada por la experimentación en la que exploró diversos medios, instrumentos y lenguajes. Esto no sólo supuso la indagación en la pluralidad de instrumentos en el que producía su música, sino también en la dimensión performativa de la misma pieza investigando sobre la participación activa del público y la creación por parte de este.

Pionero desde los años 70, fue de las primeras personas en introducir la música electrónica en España y de producirla desde ordenadores. Sin embargo, no hay que olvidar que no fue una simple inclusión, sino un complejo estudio sobre formatos aquí desconocidos en el que se formaban composiciones a través de algoritmos y estructuras aleatorias. Destacable es la creación del Laboratorio Phonos en 1973 que fundó junto a Andrés Lewin-Richter y Lluís Callejo, de la que en la actualidad era el presidente de honor.

No obstante, queremos destacar otra de sus facetas más característica de su carrera y es la interrelación con las artes visuales en su obra. De esta forma, colaboró con artistas visuales como Joan Miró, Antoni Tàpies, Joan Brossa o Perejaume y dejó un legado de una extensa riqueza de partituras visuales que iban mucho más allá de la forma de leer música tradicional. Lo que no podemos negar es que con Josep Maria Mestres Quadreny se va con una de las grandes aportaciones a las artes visuales y una de las figuras más importantes de la música catalana.